Saturday, July 20, 2019

112-108. Harden vuelve a ser verdugo de Warriors y Rockets empatan serie

Houston (EE.UU.), 6 may (EFE).- El escolta James Harden brilló de nuevo cuando más lo necesitaron los Rockets de Houston al aportar un doble-doble de 38 puntos y 10 rebotes y cuatro asistencias que les permitió ganar por 112-108 a los Warriors de Golden State en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste.

El triunfo de los Rockets, el segundo consecutivo, empata la serie (2-2) y aseguran la vuelta de la competición a Houston para el sexto partido, mientras que el quinto se va a disputar el miércoles en el Oracle Arena de Oakland.

De nuevo, el suspense estuvo hasta el último segundo en el partido, que falta de menos de dos minutos los Rockets tenían dominado por nueve puntos de ventaja.

Pero los Warriors con un triple del base Stephen Curry se colocaron a sólo dos tantos por debajo (110-108) y 19 segundos por jugarse.

Harden, con 11.5 segundos por jugarse, forzó una personal y cuando todo parecía que estaba sentenciado si anotaba los dos tiros libres, hizo el primero, pero falló el segundo y el rebote defensivo fue para los Warriors, que iban a disponer de la última oportunidad de forzar al menos la prórroga, como había sucedido en el tercer partido.

La estrategia de los Warriors fue que el alero Kevin Durant fuese la primera opción con el intento de triple, que falló, pero el rebote ofensivo fue para el equipo de Golden State y luego el balón a Curry, quien intentó el segundo triple en busca del empate, y también falló.

Esta vez el rebote defensivo fue para los Rockets y el base Chris Paul anotó los dos tiros de personal que aseguraron la victoria de los Rockets.

“Ahí estuvo la clave del triunfo, el no perder la concentración en los momentos decisivos”, comentó Harden al concluir el partido. “No importa lo que señale el marcador, tienes que olvidarte de todo y seguir centrado”.

Harden anotó 13 de 29 tiros de campo, incluidos 6 de 17 de triples, y 6 de 8 desde la línea de personal.

El escolta Eric Gordon no tuvo la misma inspiración encestadora que el tercer partido, pero aportó otros 20 puntos que también ayudaron a la victoria de los Rockets.

Al igual que la aportación que hizo el alero PJ Tucker que volvió a jugar una gran defensa y también brilló en el juego ofensivo al concluir el partido con un doble-doble de 17 puntos, 10 rebotes, tres asistencias, dos recuperaciones de balón y un tapón.

Tucker ha anotado al menos 10 puntos en seis de los nueve partidos que los Rockets han disputado en lo que va de playoffs y los conseguidos frente a los Warriors era el tercer encuentro consecutivo.

Mientras que el Paul acabó con 13 puntos, ocho rebotes, cinco asistencias, un robo de balón y un tapón, además de ser siempre el director perfecto en el ataque de los Rockets.

El base reserva Austin Rivers se mantuvo como sexto jugador y lo hizo al conseguir 10 puntos, incluidos dos triples de cinco intentos.

Los Rockets que tuvieron a cinco jugadores con números de dos dígitos acabaron el partido con un 44 (39-89) por ciento de acierto en los tiros de campo, el 34 (17-50) de triples y el 71 (17-24) de personal, además de capturar 50 rebotes, siete más que los Warriors, siendo una de las claves de la victoria.

“Jugamos siempre con presión, no tuvimos paciencia y no hicimos buena selección de tiros a canasta”, destacó el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. “Hay que darles crédito por la manera como jugaron, tuvieron el apoyo de los aficionados y ganaron los dos partidos en su campo”.

Aunque los Warriors tuvieron la oportunidad de al menos forzar la prórroga, el dominio y el control del partido estuvo siempre del lado de los Rockets, que llegaron a tener su mayor ventaja en el partido de 17 puntos (77-60) en el tercer periodo, mientras que el equipo de Golden State estuvo al frente del marcador con cuatro tantos como su mayor diferencia.

Durant con 34 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias volvió a ser el líder de los Warriors, que tuvieron sólo a cuatro jugadores con números de dos dígitos.

Curry acabó con 30 puntos, ocho asistencias, cuatro rebotes y tres perdidas de balón, pero anotó apenas cuatro triples de 14 intentos y tampoco aportó los tantos decisivos.

“Cierto que no conseguimos anotar los dos intentos de triples del final del partido, pero el equipo luchó eso es lo más importante”, destacó Curry.

“Los Rockets hicieron lo que debían, buscar la victoria en los dos partidos de su campo y lo consiguieron”.

El ala-pívot Draymond Green surgió una vez más como el líder de los Warriors en el juego interior al acabar el partido con un doble-doble de 15 puntos, 10 rebotes, cinco asistencias y un tapón.

Mientras que el escolta Klay Thompson siguió sin ser factor ganador en el juego ofensivo de los Warriors al tener problemas con las personales y logró apenas 11 puntos después de fallar 10 de los 15 tiros de campo que hizo, incluido cinco de seis desde fuera del perímetro.

“Estamos en los playoffs y no es una ciencia exacta”, valoró Thompson. “Algunas veces, no juegas con la consistencia que deberías, pero es algo que ya hemos pasado anteriormente y ahora lo único que nos tiene que preocupar es el partido del miércoles, dado que la serie se ha reducido al mejor de tres”.