Sunday, August 18, 2019

116-91. Antetokounmpo lidera el triunfo y los Bucks pasan a las finales de la Conferencia Este

Milwaukee (EE.UU.), 8 may (EFE).- El ala-pívot nigeriano griego Giannis Antetokounmpo volvió a ser el líder perfecto de los Bucks de Milwaukee al aportar 20 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias que les permitieron vencer con facilidad por 116-91 a los Celtics de Boston en el quinto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este que ganaron por 4-1 al mejor de siete.

De nuevo, como ya sucedió en los cuatro partidos y triunfos anteriores, la figura de Antetokounmpo fue clave para que los Bucks dominasen de principio a fin el partido y aseguraron el pase a las finales de conferencia por primera vez desde el 2001.

Los Bucks, que llegaron a los playoffs con la mejor marca de la temporada regular, tuvieron a siete jugadores con números de dos dígitos, incluido el alero Khris Middleton que llegó a los 19 tantos con ocho rebotes, como segundo máximo encestador.

Mientras que el base Eric Bledsoe también estuvo consistente en el juego ofensivo y logró otros 18 puntos, que ayudaron a los Bucks a conseguir el cuarto triunfo consecutivo después de haber perdido el primero de la serie que disputaron al mejor de siete.

Otro base, el veterano George Hill, clave en la eliminatoria como sexto jugador, anotó 16 puntos, incluidos tres triples de seis intentos, y capturó tres rebotes.

Pero si hubo un jugador que al final también acabó como factor ganador fue el ala-pívot montenegrino español Nikola Mirotic, quien siguió de titular y fue el único de los Bucks que consiguió un doble-doble tras concluir el partido con 10 puntos y 11 rebotes.

Mirotic jugó 28 minutos en los que anotó 3 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 8 triples, y 2-2 desde la línea de personal.

El exjugador del Real Madrid dominó dentro de la zona al capturar siete rebotes defensivos y cuatro ofensivos, repartió tres asistencias, recuperó dos balones, no perdió ninguno, puso un tapón y acabó sin hacer ninguna falta en su trabajo defensivo.

“Todo el equipo ha mostrado carácter, supo reaccionar después de haber perdido el partido inaugural y hemos ido de menos a más para conseguir el gran objetivo”, declaró el entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer. “Ahora la historia será diferente cuando nos preparemos para la próxima eliminatoria”.

Su rival en la final será el ganador que salga de la otra eliminatoria semifinal que disputan los Raptors de Toronto contra los Sixers de Filadelfia con ventaja de los primeros por 3-2.

El sexto partido se jugará mañana, jueves, en el Wells Fargo de Filadelfia.

Los Bucks llegan a la final de la Conferencia Este por primera vez desde la temporada del 2001 cuando la jugaron ante los Sixers y la perdieron al mejor de siete.

Los Celtics, que no podrán repetir la final que jugaron el año pasado y perdieron frente a los Cavaliers de Cleveland, tuvieron al base Kyrie Irving como su líder encestador al conseguir 15 puntos y liderar una lista de cuatro jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Pero Irving, que pudo jugar su último partido con los Celtics, se convierte este verano en agente libre, apenas anotó 6 de 21 tiros de campo, y falló seis de siete desde fuera del perímetro.

Tampoco generó oportunidades de anotar al repartir una asistencia y capturar un rebote.

“No tengo nada que decir sobre mi futuro, lo que si puedo decir es que no hicimos nuestro mejor baloncesto y ellos fueron siempre superiores por lo que les deseo toda la suerte en la competición de los playoffs, declaró Irving al concluir el partido. “Es momento de reflexionar sobre lo que ha sido la temporada y lo que podemos hacer en el futuro”.

El alero Jayson Tatum aportó otros 14 puntos con seis rebotes, mientras que el ala-pívot Marcus Morris volvió a ser el mejor de los Celtics en el juego interior.

Morris, aunque salió de reserva, logró un doble-doble de 14 puntos, 11 rebotes y repartió tres asistencias.

Mientras que el pívot dominicano Al Horford tampoco pudo ser factor ganador de los Celtics al anotar nueve puntos en los 36 minutos que disputó.

Horford, que también será agente libre, anotó 4 de 13 tiros de campo, incluido un triple de cinco intentos, capturó siete rebotes defensivos, repartió seis asistencias, recuperó un balón, perdió otro y cometió tres faltas personales.

Pero la mejor definición de lo que fue el partido quedó reflejado en las estadísticas finales en las que los Celtics apenas tuvieron un 31 (29-93) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 18 (7-39) de triples, comparados al 45 (42-94) y 32 (15-47) %, respectivamente, de los Bucks.

El equipo de Milwaukee también dominó en el juego interior con 56 rebotes por 50 de los Celtics y ambos equipos tuvieron 14 pérdidas de balón.