Tuesday, June 25, 2019

US lower house creates path to citizenship for migrants

Washington, DC, Jun 4 (EFE).- Democrats in the US House of Representatives used their majority status on Tuesday to pass a bill that contemplates a path to citizenship for more than 2.5 million immigrants who entered the country without authorization or with only temporary status.

The House voted 237-187 in favor of the DREAM and Promise Act of 2019, as seven Republicans joined the Democrats in supporting the measure.

Prospects for the legislation in the Republican-controlled Senate are dim.

Building on the two-decade old DREAM Act, aimed at providing relief to undocumented young people who were brought to the United States as children, the bill would make it possible for participants in three existing programs to obtain permanent residency.

The largest contingent of potential beneficiaries comprises the more than 700,000 undocumented youth who enjoy protection from deportation under the Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) initiative, known as “Dreamers.”

DACA began in 2012 under then-President Barack Obama.

Another group consists of more than 300,000 people who have been allowed to live and work in the US by virtue of Temporary Protected Status (TPS), which is extended to migrants from countries affected by natural disasters and conflicts.

El Salvador, Honduras, Nicaragua and Haiti are the main countries of origin for TPS beneficiaries.

The bill would also open the door to legal permanent residence for Liberian immigrants who fall into the category of Deferred Enforced Departure (DED).

When the bill received the 218th vote ensuring its passage, visitors in the House gallery burst into chants of “Si se puede!” and “Yes, we can!”

All of the Democratic members stood and applauded at the conclusion of the voting, while some, including Alexandria Ocasio-Cortez of New York, joined in the chants.

President Donald Trump announced in 2017 that he would scrap DACA on March 5, 2018, if Congress could not come up with a permanent legislative fix to resolve the issue of the Dreamers.

But the deadline came and went and DACA remains in effect, thanks to federal court decisions preventing the administration from ending the program.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, ofrece este martes una rueda de prensa en el Capitolio, en Washington, DC (EE.UU.). Pelosi advirtió este martes que proteger a jóvenes indocumentados amparados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la deportación “no debería ser partidista”. EFE

La Cámara Baja aprueba proyecto para dar ciudadanía a millones de inmigrantes

Washington, 4 jun (EFE).- Los demócratas de la Cámara Baja hicieron valer hoy su mayoría y aprobaron un proyecto de ley que pretende dar acceso a la ciudadanía a titulares de los programas de de Acción Diferida a Llegados en la Infancia (DACA), Estatus de Protección Temporal (TPS) y Partida Forzada Diferida (DED).

La medida, que fue aprobada con 237 votos a favor -todos los demócratas y siete republicanos- y 187 en contra, necesita ahora el visto bueno del Senado, controlado por los conservadores.

En caso de que la Cámara Alta autorice la medida tal como fue aprobada hoy, la legislación daría una vía legal a la ciudadanía a más de dos millones y medio de inmigrantes indocumentados, según fuentes demócratas consultadas por Efe.

“Sus historias desprenden dignidad y patriotismo por nuestro país. (…) No solo estamos honrando y recompensando a los ‘soñadores’, sino que estamos dirigiéndonos a los titulares de TPS y DED para que puedan sentirse mucho más seguros”, dijo la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, en el pleno del Legislativo.

Cuando se superó la barrera de los 218 votos necesarios para que el proyecto fuese aprobado, el público presente en el pleno del Congreso exclamó gritos de “¡Sí se puede!” en español y “Yes, we can!” en inglés hasta que se pidió “orden en la sala” por parte del legislador demócrata Adriano Espaillat, que presidía la cámara en ese momento.

La totalidad de los legisladores demócratas se levantó y aplaudió el éxito de la votación y algunos, como Alexandria Ocasio-Cortez, representante por el distrito 14 de Nueva York, se sumaron a los cánticos.

Durante el debate, el legislador republicano Ben Cline, representante por Virginia, se mostró en contra de la ley “Dream Act” (“Ley del Sueño”) al considerar que este “amplio acceso” a la ciudadanía “podría provocar que miembros de bandas criminales, terroristas y otros delincuentes” reciban ese beneficio.

Esa postura fue la generalizada entre los miembros del Partido Republicano, que lamentaron que los demócratas hayan promovido una ley que, a su entender, puede poner en peligro la seguridad nacional.

En una rueda de prensa anterior a la votación, Pelosi advirtió que proteger de la deportación a jóvenes indocumentados amparados por DACA “no debería ser partidista”.

“No debería haber nada partidista o político sobre esta ley. (…) Estamos dando una oportunidad a gente que ha contribuido mucho a Estados Unidos. Tenemos muchas ganas de aprobar la ley”, señaló Pelosi en una conferencia en el Capitolio.

La legislación se evaluará próximamente en la Cámara Alta, que cuenta con una mayoría republicana que probablemente rechazará varios de los puntos de la medida aprobada.

El DACA, promulgado por el expresidente Barack Obama (2009-2017), protege a sus beneficiarios de la deportación y en ciertos casos les otorga un permiso de trabajo temporal y les permite acceder a un permiso de conducir, unos beneficios que deben renovar cada dos años.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que DACA debía terminar el 5 de marzo del año pasado si el Congreso no llegaba a un amplio acuerdo sobre inmigración, aunque no llegó a expirar porque varios tribunales obligaron al Gobierno a mantenerlo vivo.

Por su parte, el TPS fue creado en 1990 y a través de él, el país concede permisos de forma extraordinaria a los ciudadanos de naciones afectadas por conflictos bélicos o desastres naturales.

El programa DED es similar al TPS y permite aplazar la deportación de personas que podrían correr peligro de ser enviadas a los países donde hay inestabilidad política o desastres naturales.