Wednesday, July 17, 2019

Consulado a Tu Lado: ¿Qué hacer si un mexicano fallece en EE.UU. y se desea que sea traslado a México?

La pérdida de un ser querido es un acontecimiento difícil para los familiares y amigos de la persona fallecida. Cuando ocurre en el extranjero, los Consulados de México ofrecemos asesoría y atención a quienes se encuentran en esta situación y deciden trasladar los restos de vuelta a nuestro país.

Los pasos a seguir en caso de un traslado de restos a México son:

Presentarse en el Consulado de México en San José con el acta de nacimiento mexicana, identificación oficial de la persona fallecida y el acta de defunción estadounidense.

La persona que solicita el trámite debe tener una identificación oficial con fotografía y proporcionar los datos del fallecido (nombre; fecha y lugar de nacimiento, así como nombre, teléfono y dirección de familiares en México). De manera simultánea debe contratar los servicios de una agencia funeraria. El Consulado cuenta con una lista de funerarias con precios accesibles a las que puede contactar en caso de que así lo quieran los familiares, pero se puede elegir a cualquier agencia funeraria fuera o dentro de la lista.

Para realizar la internación a México del cuerpo, se debe efectuar los visados del permiso de tránsito de restos y certificado de embalsamamiento Los requisitos son:

  • Acta de defunción estadounidense apostillada.
  • Permiso de tránsito de cadáveres.
  • Certificado de embalsamamiento notarizado (se omite en cremaciones).

*Si los documentos se encuentran en inglés, deberán ser acompañados de una traducción al español (notarizadas).

En muchas ocasiones las funerarias auxilian a las familias de los deudos con la obtención de la apostilla de las actas y de los visados con un cobro extra. Sin embargo, esto puede ser realizado directamente por los familiares y así ahorrarse ese gasto.

Si los restos van a ser inhumados en la Ciudad de México, es obligatorio realizar el proceso de acta de defunción mexicana en el Consulado. Para ese efecto, debe: comparecer personalmente un familiar y/o un representante de la funeraria portando una identificación oficial y presentar acta de defunción emitida en Estados Unidos y de nacimiento del fallecido.

Es muy importante asegurarse quien será el responsable de recoger a la persona fallecida en el aeropuerto y cuál será el destino final de los restos. En algunas ocasiones, las funerarias estadounidenses tienen acuerdos con funerarias en México para que lleven a cabo esta segunda parte. Sin embargo, hay otras que trabajan de manera independiente, en ese caso la familia deberá buscar una funeraria ubicada en el lugar al que regresará la persona fallecida. Si por algún motivo, la familia no puede hacerlo, el Consulado puede pedir información sobre agencias funerarias establecidas en la zona a las delegaciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores en los diferentes estados de la república o hacerlo directamente a través de los gobiernos estatales.

Una vez que cuente con una funeraria en nuestro país, anote los siguientes datos para el director de la funeraria en EUA:

  • Nombre completo de la empresa en México.
  • Dirección completa, teléfono y número de fax.
  • Nombre del dueño o encargado de dicha funeraria.
  • Nombre y lugar exacto del cementerio donde serán sepultados los restos.

Costos y plazos

El costo de un traslado de restos a nuestro país, depende del tipo de servicios que contrate la familia (por ejemplo el tipo de ataúd, servicios de velación en EUA, servicios especiales, etc.). El Consulado recomienda revisar con cuidado los términos de su acuerdo, antes de firmar cualquier contrato.

Normalmente, el traslado debe realizarse entre siete a diez días hábiles después del fallecimiento, dependiendo de la causa de muerte; de la disponibilidad de vuelos; de la experiencia de la funeraria contratada; de la necesidad de conseguir autorización de familiares; y del tiempo en que se reúna el costo del traslado.

Si tiene dudas sobre este tema puede llamar al Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) al teléfono 520-623-7874 o bien al departamento de Protección del Consulado al (408) 294-34-14 ext. 122, 124, 126,129 y 141.

En el Consulado de México estamos para servirte.