Wednesday, November 20, 2019

Festival de Cine de Toronto apuesta por los documentales en su inauguración

Toronto (Canadá), 5 sep (EFEUSA).- El Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) se inició hoy atento a los vientos cambiantes en el mundo del entretenimiento, al poner un mayor énfasis este año en los documentales y las producciones de los servicios de “streaming”, como Netflix o Amazon.

Por primera vez en sus 44 años, la muestra, que se ha convertido en una de las más importantes del mundo, comenzó oficialmente con un documental, “Once Were Brothers: Robbie Robertson and The Band”.

La cinta, dirigida por Daniel Roher, narra la historia del músico canadiense Robbie Robertson y de la formación de “uno de los grupos más duraderos en la historia de la música popular” con entrevistas a artistas como Bruce Springsteen, Eric Clapton, Van Morrison y Peter Gabriel.

En el filme también aparece el director Martin Scorsese, que en 1978 dio a conocer un documental, “The Last Waltz”, sobre la última actuación de la banda en el Winterland Ballroom de San Francisco el 25 de noviembre de 1976.

“The Last Waltz” fue una rareza y pocos directores de ficción se aventuraban hace 40 años en el género, especialmente sobre el mundo de la música, pero ahora los documentales sobre este tema y los músicos históricos del rock abundan.

Una de las razones de esta explosión la explicó recientemente con todo detalle un artículo en la revista “Billboard”: Y es que películas como “Bohemian Rhapsody”, “Rocketman” o el documental “Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese” disparan las ventas de los antiguos álbumes de los artistas.

El hecho de que un documental abra oficialmente por primera vez el TIFF, un festival que se ha ganado la fama del lugar ideal para dar a conocer películas que aspiran a los Óscar, también habla de la importancia que este género está ganando en el mundo del entretenimiento.

Hoy, el propio Roher, de 26 años de edad, reconoció durante la rueda de prensa inicial de TIFF, la rápida ascensión de los documentales.

“Nunca en mi vida me hubiese podido imaginar que un documental, mi documental, abriese el Festival de Toronto”, confesó.

De los 333 filmes programados este año en el TIFF, 30 son documentales, incluido “La cordillera de los sueños”, del chileno Patricio Guzmán. Además, algunos de ellos están respaldados por grandes estrellas del mundo del espectáculo.

Es el caso de “And We Go Green”, un documental producido por el actor Leonardo DiCaprio sobre las competiciones de carreras con vehículos eléctricos (el protagonista de “Titanic” es un conocido portavoz de la lucha contra la crisis climática).

O “Ready for War”, cuyo productor ejecutivo es el rapero Drake, originario de Toronto, y que se concentra en tres inmigrantes que se alistaron en el ejército estadounidenses para luego ser deportados, en lo que es el reflejo de un drama que afecta a miles de personas.

La otra creciente tendencia en TIFF es la inclusión de películas de servicios “streaming”, como “Marriage Story”, con Scarlett Johansson; “The Laundromat”, con Meryl Streep; o “The Two Popes”, de Fernando Meirelles.

En total, este año en TIFF habrá 133 estrenos mundiales, 25 internacionales y 77 norteamericanos.

Un total de 84 países estarán representados en los 333 filmes seleccionados para la 44 edición, que concluirá el próximo 15 de septiembre.

Uno de esos estrenos mundiales es el que protagoniza hoy la coproducción entre Chile, Argentina y Perú “Lina de Lima”, el primer filme de ficción de la directora chilena María Paz González, sobre una trabajadora doméstica peruana que trabaja para una acaudalada familia chilena.

La otra película latinoamericana que efectúa hoy su estreno en Norteamérica es la coproducción entre Guatemala y Francia “La llorona”, de Jayro Bustamante, una historia de horror asentada sobre las atrocidades reales de la guerra civil guatemalteca de finales del siglo XX.