Friday, September 20, 2019

Cocineros y comensales se unen en una cruzada contra la anemia en Perú

Lima, 11 sep (EFE).- Cientos de restaurantes y miles de comensales vuelven a sumarse a “Restaurantes contra el Hambre”, la mayor cruzada gastronómica contra la desnutrición y la anemia que se realiza en Perú y que, según anunciaron este miércoles sus promotores, volverá a activarse desde este 1 de octubre.

Promovida por la ONG Acción contra el Hambre, la campaña que llega a su octava edición, busca recaudar fondos a través de la venta de un plato solidario en los restaurantes aliados para que, con estos recursos, intervengan en las comunidades del país que tienen las tasas más altas de anemia y desnutrición.

La fórmula solidaria consiste en que “las personas que acuden a estos restaurantes, con el mismo gasto que iban a hacer para celebrar -por ejemplo- un cumpleaños, pueden estar ayudando a otras familias para que sus niños estén bien nutridos y puedan sumar más al país”, señaló a EFE América Arias, directora país de la ONG Acción contra el Hambre.

Y es que, aunque parezca contradictorio, en el Perú, país que se jacta de sus sabores y su biodiversidad, la prevalencia de anemia en niños y niñas de 6 a 35 meses de edad alcanzó hasta el 43,5 % en 2018, agravándose aún más en las zonas rurales hasta alcanzar el 50,9 %.

“Hay inequidades y hay zonas con grandes índices de anemia. Por eso la gastronomía debe ser un motor que ayude a aliviar estos problemas, que persisten -entre otros motivos- por la falta de agua y saneamiento, problema de vivienda”, agregó Arias.

Por ello, destacó la labor de su organización, que ha abordado esta problemática “de manera integral, no solo llevando alimento, sino dando herramientas, promoviendo empleo y emprendimiento”, apuntó la directora.

La campaña este año se enfocará en el distrito de Santiago de Lucanamarca, en la región andina de Ayacucho, tal como lo hizo el año pasado, y en el que ya redujo la desnutrición crónica infantil en 2,4 % en los niños menores de 5 años; y en 11 % la anemia en menores de 3 años.

Por su parte, el chef peruano Israel Laura, quien se sumó a la campaña con su restaurante Kañete, destacó la importancia de que se conozca esta realidad porque “no solo se debe decir que en Perú se come rico, sino que también tenemos anemia y desnutrición”, manifestó a Efe.

Laura participará, en la campaña que va hasta el 30 de noviembre, con uno de sus platos más solicitados en su restaurante, que es el arroz con pato, para así “incentivar a la gente que un porcentaje de este plato se destinará a esta campaña”.

“La desnutrición, la anemia no tiene clases sociales, está presente en todos lados y hay que tomar conciencia de que verdaderamente hay que erradicar este mal”, agregó el cocinero.

“Restaurantes contra el hambre” obtuvo el apoyo el año pasado de un total de 350 restaurantes, y espera que para este año se sumen 450 establecimientos gastronómicos.

Hasta el momento los restaurantes que se han sumado a la campaña de este año son los del Grupo Acurio, del afamado chef Gastón Acurio; así como Malabar, del chef Pedro Miguel Schiaffino; Bravo Restobar, del chef Christian Bravo; El Populacho, de la chef Betsi Albornoz; entre otros.