Wednesday, October 16, 2019

Supremo en México niega a capo Caro Quintero amparo contra extradición a EE.UU.

México, 9 oct (EFE).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó este miércoles el amparo contra la extradición a Estados Unidos al narcotraficante Rafael Caro Quintero, prófugo desde que en 2013 salió de prisión por un fallo judicial que fue revocado posteriormente.

En un resolutivo sobre la revisión del amparo presentado por Caro Quintero contra su probable extradición cuando sea recapturado, la Primera Sala de la Corte consideró “infundados” los agravios expuestos por el narcotraficante.

El caso, presentado por el ministro Luis María Aguilar Morales, confirmó la sentencia y resolvió que la justicia de la unión “no ampara ni protege” a Caro Quintero, quien estuvo preso desde 1985 a 2013, cuando fue liberado por un fallo que luego fue revocado.

En marzo pasado, Aguilar Morales hizo público el proyecto de sentencia donde proponía negarle al narcotraficante la protección de la justicia sobre su extradición a Estados Unidos.

Caro Quintero presentó entonces una solicitud para que el ministro Aguilar Morales se declare impedido para conocer su demanda de garantías y evitar que se pronuncie sobre el amparo.

Estados Unidos presentó en abril de 2018 un nuevo proceso criminal contra Caro Quintero como responsable del secuestro, tortura y asesinato del agente de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) ocurrido en 1985.

Las autoridades estadounidenses ofrecen actualmente una recompensa de 20 millones de dólares para quien les proporcione información que les permita localizar y capturar a Caro Quintero, señalado como el líder de una empresa criminal.

Caro Quintero está señalado como uno de los fundadores del extinto cártel de las drogas de Guadalajara y llegó a ser considerado como uno de los narcotraficantes mexicanos más peligrosos en la década de 1980 hasta su captura en 1985 por la muerte del agente de la DEA.

Al salir de prisión, las autoridades supone que se unió a las filas del cartel de Sinaloa y estuvo implicado en el tráfico de drogas, la razón que motivó a que Estados Unidos decidiera abrirle un nuevo proceso en la corte del distrito este de Nueva York, la misma en la que se juzgó a Joaquín “el Chapo” Guzmán.