Wednesday, October 16, 2019

Nueva caravana migrante avanza bajo estrecha vigilancia de fuerzas mexicanas

Tapachula (México), 12 oct (EFE).- Una nueva caravana de cerca de 3.000 migrantes extranjeros avanza bajo la estrecha vigilancia de fuerzas de seguridad mexicanas después de salir durante la madrugada de este sábado de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

Después de estar varados más de seis meses y cansados de los engorrosos procesos de migración, los migrantes -hombres, mujeres, niños y jóvenes- salieron antes de las 05.00 hora local (10.00 GMT) del parque central de Tapachula con las pocas pertenencias que los acompañan.

Los migrantes, la mayoría procedentes de El Salvador, Guatemala, Cuba, Haití, República Democrática del Congo, Angola y Camerún, caminan a buen paso por la carretera costera que conduce al estado sureño de Oaxaca.

A eso de las 05.30 hora local (10.30 GMT) la caravana pasó sin contratiempos el primer filtro de seguridad, ubicado en el puente Viva México, ante agentes de la Policía Federal, el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional, frente a los cuales los extranjeros gritaban “¡Adiós, Tapachula!”.

Durante todo el trayecto la caravana ha estado custodiada por elementos de esas corporaciones y de Protección Civil, pero pese a esta intimidación los extranjeros caminan bajo el sol a unos 35 grados. Hasta el momento pretenden llegar hasta el municipio de Huixtla, a 45 kilómetros de Tapachula, en donde pasarán la noche para continuar mañana la travesía.

Los extranjeros explicaron a Efe que tomaron esta decisión porque en Tapachula no cuentan con las condiciones para permanecer con la familia en espera de los documentos que les permitan transitar por el país rumbo a Estados Unidos.

“Las autoridades migratorias están bloqueando para que no tengamos esa oportunidad que todo ser humano tiene de libre tránsito; por tal razón vamos a caminar”, dijo uno de ellos.

Un joven que dijo llamarse Jack, procedente de la República Democrática del Congo y quien viaja en bicicleta, declaró a Efe que su intención es llegar a Estados Unidos, y de allí continuar hasta Canadá, pero que las autoridades migratorias mexicanas no quieren dejar que los migrantes salgan de Chiapas.

Dijo que si logra su objetivo quiere estudiar, aunque dijo que sabe jugar fútbol.

Otro migrante, llamado Kasin Yurup y procedente de Angola, dijo que decidieron salir de Tapachula porque allí no han encontrado trabajo y porque el INM no les da permisos de tránsito pese a que llevan muchos meses esperando.

El abogado Luis Villagrán comentó que los extranjeros están hartos de la lentitud de las autoridades migratorias y las condiciones inhumanas en las que han vivido durante meses en Tapachula.

“Hoy se busca llegar a otro estado para continuar con los trámites para que los ciudadanos centroamericanos, cubanos y africanos puedan tener libre tránsito”, expuso.

También dijo estar “pidiendo diálogo con el Gobierno federal, por lo peligroso que es para las mujeres, niños y niñas que buscan llegar a su destino”.

Mientras tanto, un grupo de militares y agentes federales salieron de su base en el municipio de Tonalá rumbo a Huixtla, aparentemente con la intención de detener a estos extranjeros quienes no cuentan con el permiso para transitar por el territorio mexicano.