Thursday, April 02, 2020

El Banco Mundial reducirá los préstamos a China tras la reprimenda de Trump

El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, habla durante la conferencia: ‘El Factor Humano, ¿Por qué invertir en las personases clave para el desarrollo de Uruguay?’ el miércoles 21 de marzo de 2018, en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo

Washington, 7 dic (EFEUSA).- El Banco Mundial (BM) aseguró este sábado que ya ha reducido “drásticamente” y que seguirá reduciendo los préstamos a China, unas declaraciones que llegan un día después de la reprimenda del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Los préstamos del Banco Mundial a China se han reducido drásticamente y continuarán reduciéndose como parte de nuestro acuerdo con todos nuestros accionistas, incluido EE.UU.”, dijo a Efe una portavoz de la institución financiera internacional.

Esas declaraciones se produjeron en respuesta a un mensaje en Twitter de Trump, quien el viernes exigió al BM que interrumpiera sus préstamos al gigante asiático.

“¿Por qué el Banco Mundial le está prestando dinero a China? ¿Es eso posible? China tiene mucho dinero, y si no lo tienen, lo crean. ¡BASTA!”, tuiteó.

De esa forma, el mandatario expresaba su rechazo a un plan que aprobó el jueves el Banco Mundial para prestar a China entre 1.000 y 1.500 millones de dólares anuales hasta junio de 2025 a un interés más bajo que el del mercado.

La citada portavoz del BM explicó que la política de la institución es eliminar los préstamos a los países a medida que se enriquecen.

“Nuestros préstamos a China incluyen apoyo al sector privado y reformas de mercado. También estamos trabajando para aumentar la transparencia de las actividades de préstamos e inversiones de China”, indicó esa fuente.

Los préstamos a China del Banco Mundial, en el que Washington es accionista mayoritario, se redujeron de los 2.400 millones de dólares en 2017 a los 1.300 del presente año.

La Administración Trump ha criticado los préstamos del Banco Mundial a China al considerar que el país asiático es demasiado rico para recibir ayuda internacional.

Con sus críticas al Banco Mundial por los préstamos a China, Trump abre un nuevo frente en su enfrentamiento con Pekín.

El principal frente de esta crisis es la guerra comercial, que acumula ya aranceles de miles de millones de dólares y que este diciembre podría agravarse con nuevas imposiciones si Washington y Pekín no alcanzan antes un acuerdo.

Además, Trump sancionó recientemente dos proyectos de ley en apoyo a las protestas en Hong Kong que prevén sanciones para funcionarios chinos y que irritaron a Pekín.

Ahora el Congreso de Estados Unidos tramita otro proyecto de ley en apoyo a las minorías musulmanas de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, que también prevé sanciones contra funcionarios de Pekín.