Monday, July 26, 2021

Macri es el nuevo presidente de Argentina

El opositor Mauricio Macri se convirtió el domingo en el nuevo presidente de Argentina, acabando así con 12 años de kinchnerismo, según encuestas a boca de urna divulgadas hoy al cierre de la segunda vuelta.

Los sondeos, elaborados con encuestas realizadas en los colegios electorales, indican únicamente la tendencia y no arrojan porcentaje de votos por la veda electoral que rige en el país hasta la divulgación de los primeros resultados oficiales provisionales.

Impulsado por el cansancio de muchos argentinos con el estilo beligerante del oficialismo de centroizquierda, Mauricio Macri, un ingeniero que gobierna la capital Buenos Aires, llegó como favorito para obtener las riendas de la tercera mayor economía de Latinoamérica.

Su contrincante, Daniel Scioli, un peronista que gobierna la provincia de Buenos Aires, apostaba a seducir a quienes quieren un cambio frente a la gestión de la presidenta saliente Cristina Fernández pero temen que Macri aplique viejas recetas económicas neoliberales que traen malos recuerdos a los argentinos.

Mauricio Macri partía como favorito en las encuestas frente a Daniel Scioli, del gobernante Frente para la Victoria.

Ambos fueron los más votados en la primera vuelta electoral, el pasado 25 de octubre, en la que Scioli se impuso por un 37% de votos, tres puntos más sobre Macri.

Pero ninguno logró entonces el 45% o el 40% más diez puntos de diferencia contemplados en la legislación argentina para alzarse con la Presidencia en primera vuelta.

Según las autoridades electorales, la jornada transcurrió con normalidad, con un índice de participación del 74 por ciento.

El ganador de estas elecciones tomará posesión del cargo el próximo 10 de diciembre, tras doce años de gobiernos kirchneristas.

“Necesitamos un cambio, se tienen que remover todas las estructuras para que aparezca gente nueva y salgan los que tienen privilegios y no quieren perder el poder”, dijo Clara De Zelio, de 55 años en la ciudad de 25 de mayo, a 250 kilómetros de la capital argentina.

En el propio cuartel de campaña de Scioli, una fuente de su equipo admitió que las primeras cifras preliminares que manejaban no le favorecían.

“Hay que ser prudentes y esperar, porque los (sondeos a) boca de urna ya se equivocaron la vez pasada”, dijo la fuente a Reuters en alusión a la menor cantidad de votos que los sondeos le otorgaban a Mauricio Macri en la primera ronda electoral.

Pero la euforia estalló en el centro de campaña de Macri cuando se difundieron los sondeos a boca de urna.

Se espera que primeras cifras oficiales comiencen a difundirse a partir de las 19:30 hora local (22:30 GMT).

Quien sea que se consagre tendrá que reactivar una economía estancada por la escasez de inversiones, controlar una alta inflación y reducir los niveles de inseguridad cuando asuma el 10 de diciembre.