Monday, July 26, 2021

La oposición estrena Congreso en Venezuela

La nueva Asamblea Nacional de Venezuela inició este martes una histórica sesión de instalación, en la que la oposición asume el control parlamentario, poniendo fin a casi 17 años de hegemonía chavista.

El diputado oficialista Héctor Agüero, quien dirige el debate por ser el legislador de mayor edad, dio inicio a la sesión con la lectura del orden día, que tendrá como único punto la juramentación de la junta directiva de la Asamblea, presidida por el acérrimo antichavista Henry Ramos Allup.

La gran expectativa en la instalación del Parlamento está centrada en si podrán jurar los 167 diputados, luego de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -considerado un aliado del oficialismo- de suspender la proclamación de tres opositores y uno oficialista en el sureño estado Amazonas.

Si no son juramentados, la MUD perdería al menos provisionalmente la poderosa mayoría calificada de dos tercios (112 de 167 escaños) que logró, un acto que juristas como Juan Ignacio Hernández consideró ilegal pues los legisladores fueron ya proclamados ganadores de su curul y gozan de imunidad.

Eso mismo también piensala vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Sandra Oblitas, quien aseguró que hoy “deben ser proclamados todos los diputados” en la instalación de la Asamblea Nacional, “sin excepción”.

La funcionaria dijo que hoy “debe ser un día de paz, es el manifiesto de la voluntad popular y deben ser proclamados todos los diputados. Sin excepción. Al menos que se demuestre lo contrario”, según escribió a través de su cuenta en la red social Twitter.

Oblitas aclaró que lo que los resultados que el CNE dictó en las pasadas elecciones legislativas “son irreversibles”, aunque aseveró que “los partidos políticos tienen derecho de investigar”.

Chavistas y opositores

Afuera también subía la tensión. Un fuerte cordón de seguridad rodeaba el Palacio Legislativo. A unas calles de distancia, miles de seguidores de uno y otro bando se manifestaban pacíficamente, aunque era notoria la presencia de decenas de encapuchados en motocicleta.

El presidente Nicolás Maduro garantizó la instalación pacífica de lo que llamó el “Parlamento burgués”, mientras que la oposición dijo confiar en que la Fuerza Armada garantizará el orden.

Abierta la sesión parlamentaria, en un hemiciclo abarrotado de dirigentes opositores, líderes del gobierno, diplomáticos y periodistas, se declaró una receso para revisar las credenciales de los nuevos legisladores.

Luego, se juramentará la nueva junta directiva del Parlamento, que estará presidida por el veterano diputado y acérrimo opositor Henry Ramos Allup.

“Se va a poner bueno esto porque vamos a hacer lo que sabemos hacer”, advirtió al llegar el jefe parlamentario saliente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, mientras opositores abucheaban y gritaban: “Sí se pudo, sí se pudo”, “¡supérenlo!”.