Saturday, September 18, 2021

AILA califica de “logro” orden de tribunal de liberar a menores inmigrantes

La Asociación Americana de Abogados de Inmigracion (AILA) celebró que un tribunal federal de apelaciones de San Francisco ordenará hoy la liberación inmediata de menores que se hallan en los centros de detención de inmigrantes.

“Es un logro muy grande porque el Gobierno estaba peleando duro para que no liberen a estos niños acompañados”, dijo a Efe Víctor Nieblas, portavoz y expresidente de AILA.

El Tribunal del Noveno Circuito de Apelaciones señaló hoy que la detención prolongada de los niños migrantes es ilegal y viola un acuerdo judicial previo que prohíbe el encierro de menores en centros de detención, por lo que ordenó su liberación por parte de los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

La decisión de la corte federal llega después de que el año pasado la jueza del Tribunal del Distrito Central de California, Dolly Gee, acusara al Gobierno de haber violado el acuerdo extrajudicial “Flores”, de 1997, por el que los menores deben vivir en las condiciones “menos restrictivas” posibles, y ordenó que nos los mantenga en centros no autorizados.

La posterior apelación que presentó el Gobierno contra la orden de la magistrada buscaba dirimir si el acuerdo “Flores” incluía a los menores que cruzaron la frontera junto a sus padres en el verano de 2014, cuando se registró una oleada migratoria que ocasionó una “crisis humanitaria”, según explicó Nieblas.

En la decisión dada a conocer hoy, la corte se inclinó por señalar que estos menores deben recibir la misma protección que reciben los niños que llegan solos al país, pero determinó también que las autoridades migratorias sí pueden mantener detenidos a los padres de los pequeños.

El portavoz de AILA precisó que la orden empuja a las madres a la “difícil decisión” de entregar sus hijos a familiares o patrocinadores mientras ellas siguen detenidas.

En su apelación, el Gobierno señaló que los centros habían realizado mejoras y el objetivo era mantener a las familias inmigrantes no más de 20 días, pero según Nieblas no todos los centros cumplían la meta.

“Cuando estuve en Dilley (Texas) hace un mes me di cuenta que no se cumple lo de los 20 días, cuando las madres y sus hijos están cerca de cumplir los 20 días detenidos los trasladan a otro centro, ya sea a Karnes (Texas) o Pensilvania y empiezan a contar nuevamente los 20 días”, sostuvo.

El portavoz recordó que el mes pasado se presentó otra moción ante la jueza Gee, en la que se señala que “el Gobierno sigue violando los derechos de los niños” en esos centros de detención, en donde “no tienen acceso a buen cuidado médico, tiene comida congelada y algunas familias permanecen detenidas más de 20 días”.

“Lo que queremos es que cierren definitivamente estos centros de detención familiares”, agregó.