Thursday, September 23, 2021

Trabajadoras domésticas piden a gobernador que firme nueva ley laboral

Trabajadoras domésticas pidieron hoy al gobernador de Illinois, Bruce Rauner, que firme la propuesta de ley HB 1288, aprobada el pasado mes de mayo por el Senado estatal y que protege sus derechos laborales.

En una manifestación celebrada en Chicago, trabajadoras y activistas de diferentes nacionalidades demandaron que se concrete la medida, conocida como la Carta de Derechos de las Trabajadoras Domésticas y que ampararía a unas 35.000 personas en este estado.

“Es una oportunidad para que las condiciones de trabajo de las domesticas cambien de una vez por todas”, manifestó Ai-Jen Poo, directora de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas, quien no dudó en calificar de “histórico” el momento que viven las trabajadoras de este oficio en Illinois.

La norma permitiría que las trabajadoras domésticas ganen el salario mínimo, tengan protección contra el acoso sexual, así como un día de descanso a la semana si trabajan más de veinte horas para un empleador.

Con letreros en los que se leían “Justicia para las Trabajadoras Domésticas” y “Gobernador Rauner, firme la Carta de Derechos”, decenas de trabajadoras se concentraron a las afueras del edificio Thompson, que alberga las oficinas del Gobierno estatal en esta ciudad.

“Que firme la Carta de Derechos tan pronto como sea posible”, señaló Lucía Wrooman, de origen mexicano y quien lleva catorce años limpiando casas.

“Una vez que se firme esta ley los empleadores lo pensaran dos veces en robarnos el salario porque ya tendremos protección legal”, afirmó Wrooman, de 56 años, y quien reveló que en el pasado ha sufrido el robo de su salario y el atraso de sus pagos.

Marzena Zukowska, vocera de la organización Coalición de Trabajadoras Domésticas de Illinois, dijo a Efe que el gobernador Rauner no ha mostrado señal alguna de no firmar la propuesta HB 1288 y guardan esperanzas de que lo haga en los próximos días.

De firmarla, Illinois sería el séptimo estado en rendir protección legal y laboral a los trabajadores domésticos, junto con Nueva York, Hawai, California, Massachusetts, Connecticut y Oregón.