Monday, September 20, 2021

Obama llama a “templar” la retórica política tras asesinato de tres policías

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a todos los estadounidenses a “centrarse en estar unidos” y “templar las palabras” sin importar la ideología política tras el asesinato de tres policías en Baton Rouge (Luisiana).

“Es muy importante que, sin importar el partido político, la raza o la profesión (…) todo el mundo se centre ahora en palabras y acciones que puedan unirnos como país en vez de en aquellas que nos dividan más”, dijo el mandatario en una breve intervención desde la Casa Blanca ante la prensa.

Pese a desconocerse aún la motivación del autor para disparar contra los agentes, el mandatario insistió en que depende de todos los estadounidenses “asegurarse que son parte de la solución y no parte del problema”.

Obama hizo ese llamamiento especialmente ante la celebración inminente de las convenciones de los dos grandes partidos, que, según reconoció, “tienden a calentar la retórica política” en el país, en un contexto especialmente tenso por los discursos xenófobos de los ha hecho gala el aspirante republicano, Donald Trump.

El tiroteo, que dejó otros tres oficiales heridos, uno de ellos de extrema gravedad, se produjo en medio de una fuerte tensión racial y protestas debido a los casos más recientes de violencia policial, uno de los cuales tuvo lugar precisamente en Baton Rouge.

Las autoridades han identificado al único autor del ataque como el exmarine Gavin Eugene Long, de Kansas City (Misuri), que resultó muerto en el tiroteo y quien, según algunos medios locales, es afroamericano, lo que asemeja este caso al registrado el 7 de julio en Dallas (Texas), en el que un francotirador mató a cinco policías.

Obama, que transmitió sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas, aseguró además que cualquier ataque contra las fuerzas del orden es un “ataque contra todos”

“Sólo podemos probar a través de palabras y con hechos que no estaremos divididos”, reiteró el presidente, visiblemente afectado al recordar que apenas cinco días atrás acudió al funeral de los cinco policías fallecidos en el tiroteo en Dallas, cuyo autor dijo a las autoridades que su deseo era “matar a policías blancos”.

Este lunes comienza en Cleveland (Ohio) la Convención Nacional Republicana, que se celebrará hasta el jueves y en la que el magnate inmobiliario Donald Trump será nominado por su partido para ser su candidato oficial a la Casa Blanca.

Tras concluir la intervención de Obama, el multimillonario respondió desoyendo el llamamiento del mandatario a la unidad: “El presidente Obama acaba dar una conferencia de prensa, pero no tienen ni idea”.

“¡Nuestro país es una escena de crimen dividida y solo va a empeorar!”, aseguró Trump en su cuenta de Twitter.

Las autoridades han extremado la seguridad en Cleveland, donde se prevén protestas contra Trump y donde la ley estatal permite portar libremente armas a los ciudadanos.

Obama dice que “no hay justificación posible” para matar policías

El presidente Barack Obama afirmó hoy que “no hay justificación posible para la violencia contra los agentes de la ley”, tras la muerte de tres policías en un ataque perpetrado por varios individuos en Baton Rouge (Luisiana).

“Condeno en los términos más fuertes el ataque contra los agentes de la ley en Baton Rouge”, dijo Obama en una declaración emitida por la Casa Blanca, en la que recordó que esta es la segunda vez en dos semanas que se produce un incidente de este tipo, tras el asesinato de cinco agentes el 7 de julio en Dallas (Texas) por un individuo que dijo que su objetivo era matar ” policías blancos”.

“Por segunda vez en dos semanas, los agentes de policía que ponen sus vidas en riesgo cada día por nosotros, estaban haciendo su trabajo cuando fueron asesinados en un ataque cobarde”, dijo Obama en su declaración.

La Policía sospecha que el ataque de hoy, perpetrado como una emboscada, fue llevado a cabo por tres individuos, uno de los cuales murió en el tiroteo, y ha desplegado una intensa búsqueda por toda la ciudad para dar con el paradero de los otros dos.

Aunque se desconocen los motivos, el tiroteo se produjo en momentos en los que Estados Unidos vive momentos de fuerte tensión racial y protestas debido a los casos más recientes de violencia policial, uno de los cuales tuvo lugar precisamente en Baton Rouge.

“Estos son ataques contra servidores públicos, contra el imperio de la ley y contra la sociedad civilizada, y tienen que terminar”, destacó el gobernante en su mensaje, que ha repetido varias veces en los últimos días en términos similares desde el ataque en Dallas.

El mandatario aseguró que aunque aún se desconocen los motivos de esta nueva matanza de policías, “no hay justificación posible para la violencia contra los agentes de la ley. Ninguna”.

Tanto en el caso de Dallas como en el de Baton Rouge, los atacantes “no enmiendan errores. No impulsan ninguna causa”.

“Eran nuestros compatriotas estadounidenses, parte de nuestra comunidad, parte de nuestro país, con gente que los quería y que necesitan que ahora hagamos, todos nosotros, lo mejor”, afirmó.

Obama dijo haber ofrecido al gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, y al alcalde de Baton Rouge, Melvin Holden, todo su apoyo y el de las autoridades federales en la investigación e insistió en que “estos ataques son obra de cobardes que no representan a nadie”.

“Y no les quepa la menor duda, se hará justicia”, aseguró.

El tiroteo de hoy se produce después de que el viernes tuviera lugar en Baton Rouge un multitudinario entierro para despedir a Alton Sterling, un hombre negro de 37 años que se dedicaba a vender CD frente a un comercio y al que dos policía blancos le dispararon a quemarropa cuando ya lo tenían inmovilizado en el suelo tras detenerlo.

Su muerte y la de Philando Castile en Minesota, dos días después, también a manos de la Policía tras ser detenido en su vehículo por una infracción de tránsito, revivió las tensiones raciales en el país y provocó una ola de protestas lideradas por el movimiento “black live matters” (las vidas de los negros importan).

Ambos incidentes fueron registrados en vídeos y posteriormente divulgados por las redes sociales y medios de comunicación, lo que generó indignación.

Trump denuncia falta de liderazgo tras matanza de policías en Baton Rouge

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, denunció hoy la falta de liderazgo en EE.UU. tras la muerte de tres policías en un ataque perpetrado por varios individuos en Baton Rouge (Luisiana).

“¿Cuántas personas y agentes de la ley tienen que morir debido a la falta de liderazgo en nuestro país?”, se preguntó el magnate neoyorquino tras el asesinato de los policías, en un ataque en el que otros tres agentes resultaron gravemente heridos.

“Estamos de luto por los policía muertos hoy en Baton Rouge (…) Exigimos ley y orden”, escribió Trump en su página de Facebook.

La policía sospecha que el ataque fue llevado a cabo por tres individuos, uno de los cuales murió en el tiroteo, y ha desplegado una intensa búsqueda por toda la ciudad para dar con el paradero de los otros dos, cuyos motivos no han sido dados a conocer.

El tiroteo ocurrió algo más de una semana después de que durante una protesta contra dos nuevos casos de violencia policial, uno de ellos registrado precisamente en Baton Rouge, un francotirador negro matara a cinco policías blancos en Dallas (Texas).

En un discurso en el que se refirió a ese incidente y a los últimos sucesos de violencia policial registrados en EE.UU., Trump se proclamó como el “candidato de la ley y el orden”, y calificó a su rival demócrata, Hillary Clinton, de “débil” en este terreno.

Las autoridades de Baton Rouge han montado retenes en calles y carreteras, con la ayuda de helicópteros y miembros de las fuerzas especiales, para dar con los autores del ataque que siguen huidos.

El pasado viernes tuvo lugar en Baton Rouge un multitudinario entierro para despedir a Alton Sterling, un afroamericano de 37 años que se dedicaba a vender cedés frente a un comercio y al que dos policía blancos le dispararon a quemarropa cuando ya lo tenían inmovilizado en el suelo durante su detención.

Su muerte y la del afroamericano Philando Castile en Minesota, dos días después, también a manos de la Policía tras ser detenido en su vehículo por una infracción de tránsito, revivió las tensiones raciales en el país y provocó una ola de protestas lideradas por el movimiento “black lives matter” (las vidas de los negros importan).

Ambos incidentes, que han sido enmarcados por los activistas negros en una ola de violencia policial contra los afroamericanos, fueron registrados en videos y posteriormente divulgados por las redes sociales y medios de comunicación, lo que generó indignación.