Sunday, May 19, 2019
Home » National » Education » California inicia con incertidumbre primer año escolar con ley de vacunas

California inicia con incertidumbre primer año escolar con ley de vacunas

California enfrenta el inicio del año escolar con la incertidumbre que supone la aplicación de la polémica ley SB 277, que obliga a los niños a presentar el historial de vacunaciones para ser matriculados, lo que podría provocar una reducción en el número de alumnos. EFE

California enfrenta el inicio del año escolar con la incertidumbre que supone la aplicación de la polémica ley SB 277, que obliga a los niños a presentar el historial de vacunaciones para ser matriculados, lo que podría provocar una reducción en el número de alumnos. EFE

Los Ángeles (CA), 10 ago (EFE).- California enfrenta el inicio del año escolar con la incertidumbre que supone la aplicación de la polémica ley SB 277, que obliga a los niños a presentar el historial de vacunaciones para ser matriculados, lo que podría provocar una reducción en el número de alumnos.
“Si los padres deciden que sus hijos estudien en casa en vez de vacunarse, entonces las matriculaciones caerán. Pero no tenemos estimaciones en este momento” al respecto, aseguró hoy a Efe Narimon Mirza, portavoz del Departamento de Salud Pública de California (CDPH).

Representantes escolares y del gremio médico recordaron que la ley se está ejecutando de manera gradual y que además no ha concluido todavía el periodo de inscripción escolar para el curso escolar venidero (2016-2017).

“El historial de vacunaciones se está comprobando al entrar en (el grado) preescolar, la guardería y séptimo grado. Solo a los niños de esas edades se les requiere estar inmunizados este año”, aclaró Mark Sawyer, pediatra y miembro de la Asociación Americana de Pediatría (AAP), partidario de la vacunación.

El Departamento de Educación de California (CDE) tampoco cuenta con información sobre si haymenores que continuarán sus estudios en el hogar o si se trasladarán a otros estados por la entrada en vigor de la ley, no obstante portavoces de la dependencia señalaron, sin dar más detalles, que hay datos preliminares que apuntarían a que “el índice de vacunación está aumentando”.

Robert Oakes, asistente del director de comunicación del CDE, explicó que además esperan que la tendencia de aumento de años anteriores prosiga este año y recordó que entre los alumnos de séptimo grado se pasó de 489.643 estudiantes en el curso escolar 2014-2015 a 496.805 en el año 2015-2016.
En esos mismo años, los matriculados en guarderías pasaron de 535.234 a 551.123 el año pasado.

Entre las madres que no dudan en vacunar a sus hijos se encuentra Marisa Robles, cuyo pequeño cursa estudios en un colegio subvencionado de Los Ángeles y pidió una extensión al centro para presentar las pruebas de vacunación requeridas, debido a que la familia estuvo de vacaciones fuera del país.

La hispana explicó que en la escuela, donde las clases arrancan a finales de agosto, varios padres se oponen “tajantemente” a la normativa y que sabe que varios compañeros de su hijo estudiarán este año en casa, la única alternativa disponible.

Otros padres, ante la amenaza de que sus hijos queden fuera del sistema de escolarización oficial, han decidido llevar sus reclamos hasta las instancias judiciales para pedir que la norma sea revocada.
T. Matthew Phillips, que representa a ocho padres en una querella interpuesta el pasado 22 de abril en el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles, manifestó que en California todos los niños tienen garantizado el derecho constitucional a recibir educación y por eso la querella alega que la ley de inmunizaciones es anticonstitucional porque viola la primera enmienda.

“Lamentablemente, la única opción es estudiar en casa. Y Merck y Pfizer pronto querrán vacunar a los que estudian en casa, luego a los adultos y luego no te dejarán tener una licencia de conducir al menos que tengas 42 vacunas al año”, opinó el letrado, quien agregó que “Todas las vacunas son inevitablemente inseguras y no otorgan inmunidad”.

El pasado 1 de julio, día en el que entró en vigor la medida, la organización sin fines lucrativos “Education 4 All” presentó también otra querella en la ciudad de San Diego, en el sur del estado.
La SB 277 requiere a todos los niños escolarizados en centros públicos y privados vacunarse contra diez enfermedades, aunque el número de vacunas y las dosis dependen de la edad.

Sin embargo, los centros admitirán a los estudiantes que no estén vacunados siempre y cuando sea por motivos médicos. Para ello, se deberá presentar un certificado médico que haga constar el historial de vacunas, incluyendo fechas y caducidad.

La norma determina que a partir de este año las creencias religiosas y los motivos personales ya no son argumentos válidos para no vacunar a los niños en edad escolar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *