Wednesday, May 05, 2021

Los republicanos mantendrán el control de la Cámara Baja del Congreso

Unos ciudadanos esperan para poder votar hoy, martes 8 de noviembre 2016, en el Templo Masónico Old Portage en Akron, Ohio. La normalidad y las largas filas de primera hora de la mañana son los dos aspectos que han marcado hasta el momento la jornada electoral en Estados Unidos, según el análisis preliminar sobre el terreno de la Organización de Estados Americanos (OEA). El equipo de la OEA recorrió desde primera hora de la mañana los centros de votación de 11 estados y el Distrito de Columbia (donde está Washington, la capital) que permiten la observación electoral internacional -otros 11 estados la limitan o prohíben-. EFE/David Maxwell

Unos ciudadanos esperan para poder votar hoy, martes 8 de noviembre 2016, en el Templo Masónico Old Portage en Akron, Ohio. La normalidad y las largas filas de primera hora de la mañana son los dos aspectos que han marcado hasta el momento la jornada electoral en Estados Unidos, según el análisis preliminar sobre el terreno de la Organización de Estados Americanos (OEA). El equipo de la OEA recorrió desde primera hora de la mañana los centros de votación de 11 estados y el Distrito de Columbia (donde está Washington, la capital) que permiten la observación electoral internacional -otros 11 estados la limitan o prohíben-. EFE/David Maxwell

Washington, 8 nov (EFE).- El Partido Republicano mantendrá el control de la Cámara de Representantes del Congreso, según las proyecciones de los grandes medios del país, aunque previsiblemente los demócratas recortarán la diferencia que les separaba hasta ahora.

La Cámara Baja tiene 435 asientos que se renuevan hoy por completo, de los cuales los republicanos contaban con 247 por 188 de los demócratas.

Además, está en juego un tercio de los 100 senadores que componen la Cámara Alta, también bajo control republicano, y que los demócratas podrían recuperar esta noche, aunque por un estrecho margen.

El actual presidente, Barack Obama, obtuvo su histórica victoria en 2008, y además su partido logró hacerse con el poder en el Legislativo, lo que permitió al mandatario contar durante dos años con el favor del Capitolio para avanzar su agenda.

Sin embargo, los demócratas fueron perdiendo paulatinamente el Congreso, primero la Cámara de Representantes en 2011, y luego el Senado en 2015, donde ahora tienen 46 senadores, por 54 de los republicanos.

Entre los resultados que ya se han confirmado durante la noche electoral en la Cámara Alta, destaca la reelección del senador republicano Marco Rubio en Florida, así como de su compañero de partido Robert Portman en Ohio, mientras que la demócrata Tammy Duckworth arrebató su asiento al conservador Mark Kirk.