Friday, September 17, 2021

Fieles desafían frío y nieve para rendir homenaje a virgen morena en Chicago

Decenas de miles de fieles desafiaron hoy el gélido invierno para asistir a misa al aire libre durante la madrugada y cantar mañanitas a la Virgen Morena en el santuario Nuestra Señora de Guadalupe cercano a Chicago. La primera misa se realizó en el gimnasio del santuario, pero cuando llegó la medianoche la multitud ocupó el llamado Cerrito del Tepeyac ubicado a unos 32 kilómetros al noroeste de la ciudad, donde hay una ermita que desde 1995 alberga una estatua de la virgen acompañada por una imagen del pastor Juan Diego. El frío calaba los huesos, pero creyentes como Irene Zacarías hicieron frente a la inclemencia, en su caso con un hijo pequeño en los brazos. “No importa, vale la pena estar aquí”, declaró en una entrevista con Efe. Zacarías expresó que visita el santuario desde hace cuatro años junto a miles de creyentes, porque “nosotros no sentimos el frío mientras estamos aquí con La Morenita”. Lo mismo dijo Cupertino Rojas, quien concurrió a “darle gracias a nuestra madre por un día más de vida, de luz y de esperanza”. EFE

Chicago (IL), 11 dic (EFE).- Fieles católicos desafían hoy el intenso frío y la nieve para rendir homenaje a la Virgen Morena en el santuario Nuestra Señora de Guadalupe, cerca a Chicago.

Ante la inclemencia del tiempo, las autoridades decidieron realizar la primera misa de hoy en el gimnasio del santuario, con intenciones de continuar con el programa a partir de la medianoche al aire libre, en el llamado Cerrito del Tepeyac que se ubica a unos 32 kilómetros al noroeste de la ciudad.

En ese lugar hay una ermita que desde 1995 alberga una estatua de la virgen acompañada por una imagen del pastor Juan Diego, y que todos los años reúne por estas fechas a fieles llegados desde todo el país.

Para los actos que se desarrollan por estos días en honor a la Virgen de Guadalupe, muchos arriban en peregrinaciones a pie y en bicicleta desde las parroquias del área de la arquidiócesis, que ha organizado procesiones, misas y “mañanitas” cantadas por mariachis.

Ignacio Pérez, vocero del santuario, informó a Efe que el arzobispo de Chicago, Blase J. Cupich, oficiará una misa a las 5 de la madrugada del lunes, posiblemente al aire libre.

“Todo dependerá del frío, pero nunca ha sido un obstáculo para disminuir el fervor de nuestros fieles”, dijo Pérez, quien recordó que en años pasados el santuario ha albergado como mínimo a unas 300.000 personas durante la madrugada.

Esta noche es la bendición de la antorcha guadalupana, una ceremonia que se hace desde 2004 y donde cada una de las parroquias participantes enciende una antorcha con el fuego que hay en la base de la imagen de la virgen.

La Arquidiócesis de Chicago, que tiene unos 2,3 millones de fieles, de los cuales el 40% es latino, anunció planes, sin fecha, para construir una basílica para 3.000 personas en el lugar.