Wednesday, December 01, 2021

¿Qué son las ciudades santuario que Trump erradicará?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump congeló el miércoles los fondos federales para las llamadas ‘ciudades santuarios’, jurisdicciones que se rehúsan a cooperar con autoridades migratorias para identificar y detener a inmigrantes no autorizados. ¿Qué son y dónde se encuentran estos territorios?

Las ciudades santuario surgieron como parte de un movimiento iniciado en la década de 1980 en California, y que se extendió a cientos de urbes que tomaron la determinación de no enjuiciar a inmigrantes que cometieron sólo la falta administrativa de ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

En estos territorios se protege a los inmigrantes, que reciben un trato menos discriminatorio y hasta se adoptan legislaciones específicas para otorgarles beneficios como licencias de conducir, becas escolares y asesoría jurídica.

Chicago, Miami, Los Angeles y Detroit son algunas de las ciudades santuario. A continuación las principales:

En los últimos años, más de 300 ciudades y municipios, entre ellas varias en los estados de California, Nueva York e Illinois, aprobaron leyes que impiden a las policías locales participar en medidas federales de inmigración que son “voluntarias”.

Una de estas medidas federales en migración, y la más polémica, son las “órdenes de detención” solicitadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que buscan mantener detenido a un indocumentado por más tiempo para dar una oportunidad de decidir su posible deportación.

Estas órdenes, que buscan una detención de indocumentados más allá de 48 horas, fueron consideradas inconstitucionales por carecer del visto bueno de un juez federal.

Tras el triunfo de Donald Trump en las pasadas elecciones, varios alcaldes demócratas, como Bill de Blasio de Nueva York, reiteraron que su ciudad seguirá siendo un santuario y seguirán negándose a colaborar con las autoridades migratorias federales para identificar, detener y deportar a los indocumentados.

En términos generales, existe una diferencia conceptual entre Donald Trump y los alcaldes demócratas: El presidente relaciona inmigración con seguridad nacional y terrorismo, mientras que los demócratas apuestan por aprobar una reforma migratoria que abra el camino a la ciudadanía para los indocumentados.

Con el nuevo decreto presidencial firmado por Donald Trump queda a cargo del nuevo secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, identificar maneras para detener el financiamiento de fondos federales a las ciudades santuario.