La Oferta

June 26, 2022

La vuelta al mundo en un día en la Feria de las Culturas Amigas 2017

México, 30 may (EFE).- Viajar al mundo en un día y explorar la diversidad de razas, culturas e idiomas que hay es posible en la Feria Internacional de las Culturas Amigas (FICA) 2017, ubicada en el Centro Histórico de la capital mexicana.

A Diana Laura, ama de casa mexicana, le interesan los países asiáticos y árabes. Acompañada de sus amigos, celebra esta gran fiesta multicultural que “brinda a los que no tienen la oportunidad de viajar, la posibilidad de cultivarse más (…), aunque sea desde su país”.

Un hombre observa la muestra de pintura boliviana “Desde el Corazón del Pueblo” hoy, lunes 17 de mayo de 2010, durante la segunda edición de la “Feria de las Culturas Amigas” que se expone en Ciudad de México, donde 54 países participan durante dos semanas para “acercar y dar a conocer las mejores ofertas culturales de las naciones hermanas invitadas” con expresiones artísticas y gastronómicas, informaron los organizadores del evento. EFE/Alex Cruz

Esta edición anual reforzó su proyección global con el tema “Diversidad Cultural”, en colaboración con la Unesco y se dividió por primera vez en dos sedes: Pabellón de la Diversidad Cultural y Pabellón de la Ciudad de México.

Con 88 países participantes, la FICA, en su novena edición, inició el 20 de mayo y concluirá el 4 de junio para mostrar el legado cultural del mundo a los más de tres millones de visitantes que esperan.

La Plaza de la Constitución, principal sede de esta fiesta cultural, se dividió en tres zonas ajustadas a franjas climáticas, considerando importante la biodiversidad en el desarrollo de las manifestaciones culturales.

“Así, es posible la convivencia en un mismo espacio, regiones que comúnmente no son vistas en conjunto y el verlos juntos es un impacto para hacer posible el diálogo entre culturas, es decir, la diversidad cultural”, dice a Efe Alejandra Piña, representante del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred).

Desde Latinoamérica hasta Sudáfrica, pasando por Asia y Europa, los diferentes puestos ubicados en la plancha del Zócalo muestran la cultura y las tradiciones de cada región a través de su artesanía, sus textiles y su música.

España hace un recorrido por su historia del arte, EE.UU. tiene un estand dedicado a la NASA y Canadá resalta la bandera gay con una hoja de maple, símbolo de su bandera nacional.

Es una feria de las culturas, de la diversidad y hay que ser tolerantes, señala Paloma Anguiano, del Comité Organizador de la embajada de Canadá en México.

Alrededor del Pabellón de la Diversidad la gente busca desde inversiones extranjeras en Filipinas, becas en Canadá y universidades en España hasta cursos de idiomas en Reino Unido, turismo en Costa Rica, turbantes en Costa de Marfil, masajes en Tailandia y tatuajes en Libia.

La segunda parte de la sede, el Pabellón de la Ciudad de México, cuenta con proyecciones cinematográficas y conferencias, así como un foro artístico con distintos espectáculos y presentaciones de los países amigos.

También hay un Pabellón de la Gastronomía en la Plaza de Santo Domingo, a unos pasos del Zócalo capitalino, donde hay gran variedad de bebidas y alimentos de todo el mundo: arepas, ceviche, choripan, ensaladas, gyros, humitas, lasaña, pupusas y sushi.

Yazo Jara, ingeniera química que acude cada año a la Feria, le gustó “la separación de la parte gastronómica y la artesanal por cuestiones de espacio y asistencia”.