Tuesday, September 21, 2021

Asesores de Trump se reúnen con Abás y concluyen que la paz “llevará tiempo”

Washington, 21 jun (EFE).- Una delegación liderada por Jared Kushner, yerno y asesor del presidente EE.UU., Donald Trump, se reunió hoy en Ramala con el presidente palestino, Mahmud Abás, y concluyó que lograr la paz con los israelíes “llevará tiempo”, según informó la Casa Blanca en un comunicado.

La delegación estadounidense, que se había reunido horas antes en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tiene como objetivo tantear los ánimos en ambas partes para reactivar el proceso de paz, por encargo de Trump.

En su breve visita a la región, de menos de un día, Kushner estuvo acompañado por el enviado estadounidense para negociaciones de Oriente Medio, Jason Greenblatt; y en la reunión con Abás participó también el cónsul general de EE.UU. en Jerusalén, Donald Blome, según la Casa Blanca.

“Kushner y Greenblatt conversaron con el presidente Abás sobre las prioridades para los palestinos y los posibles próximos pasos, reconociendo la necesidad de que haya oportunidades económicas para los palestinos y grandes inversiones en la economía palestina”, indicó el comunicado emitido la noche del miércoles por la Casa Blanca.

“Los funcionarios estadounidenses y los líderes palestinos subrayaron que forjar la paz llevará tiempo, y subrayaron la importancia de hacer todo lo posible para crear un ambiente favorable a las negociaciones de paz”, añadió.

El comunicado es casi idéntico a otro emitido por la Casa Blanca sobre la reunión con Netanyahu, y ambas notas califican los encuentros de “productivos”.

Después de reunirse con Abás, Kushner y sus colegas planeaban regresar a Washington para informar sobre sus reuniones a Trump; al secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, y al asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster, y “seguir con la conversación sobre los próximos pasos” hacia la paz, según la Casa Blanca.

Trump adoptó al comienzo de su Presidencia una línea dura de apoyo incondicional a Israel, y en febrero se desmarcó de la política de sus tres predecesores en la Casa Blanca al poner en duda que la paz deba incluir la creación de un Estado palestino, mediante la llamada “solución de dos Estados”.

No obstante, desde entonces su Gobierno ha suavizado su postura, y Trump aseguró tras su encuentro con Netanyahu y con Abás en mayo que ambos estaban “listos para iniciar negociaciones”, y se comprometió a apoyarlas, sin presentar ninguna medida concreta.