Tuesday, September 21, 2021

US Congress reaches deal on combined Russia, Iran, North Korea sanctions bill

Washington, Jul 22 (EFE).- The United States Congress on Saturday reached an agreement to impose new sanctions on Russia for its alleged interference in the 2016 presidential election and its actions in Ukraine, a plan that is to be voted on this week in the House of Representatives.

The plan, which was announced by its negotiators in the House of Representatives and the Senate, also includes new sanctions on Iran and North Korea, two countries President Donald Trump has harshly criticized.
The voting will be carried out in the House on Tuesday and shortly afterward in the Senate, according to several media outlets.

It will be conducted under an express procedure reserved for legislation with broad bipartisan support. The bill is expected to be passed by a two-thirds majority in both houses, a sufficiently wide margin to override a potential Trump veto.

If the bill is not backed by two-thirds of lawmakers, Trump will need to choose between vetoing it and generating more criticism about his alleged ties to the Kremlin or signing it and imposing sanctions that he personally opposes.

The White House has argued that imposing further sanctions on Moscow would further complicate efforts to improve relations with the Kremlin and has criticized a mechanism in the proposed bill that would require

Trump to submit a report to Congress on any proposed actions that would alter foreign policy vis-a-vis Russia, including easing sanctions. Under that mechanism, Congress would be able to approve or reject the Trump administration’s proposed actions after a 30-day review.

Congreso de EEUU cierra un acuerdo para sancionar a Rusia, Irán y Corea Norte

Washington, 22 jul (EFE).- Las dos cámaras del Congreso de EE.UU. llegaron hoy a un acuerdo para imponer nuevas sanciones a Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones estadounidenses y sus acciones en Ucrania, un plan que se votará esta semana y que pondrá en una incómoda situación al presidente Donald Trump.

El plan, anunciado hoy por sus negociadores en la Cámara Baja y el Senado, trata de sortear un veto de Trump al incluir en el mismo paquete nuevas sanciones a Irán y Corea del Norte, muy criticados por el mandatario.
La Cámara de Representantes tiene previsto votar el proyecto el próximo martes, y el Senado hará lo propio poco después, según informan varios medios.

La votación se hará bajo un procedimiento exprés reservado para proyectos de ley que cuentan con mucho respaldo, y se espera que se apruebe por una mayoría de dos tercios en ambas cámaras, un apoyo lo suficientemente amplio como para invalidar cualquier veto que Trump pudiera decidir imponer sobre la legislación.

El representante demócrata por Texas, Al Green (i) y el representante demócrata por California Brad Sherman (d), participan en una conferencia de prensa sobre los artículos que hablan de un presunto juicio al presidente Donald Trump por el escándalo relacionado con el FBI y las investigaciones de los vínculos del equipo de Trump con Rusia, en el Capitolio, en Washington (Estados Unidos). Los dos representantes son los autores de artículos, que han escrito por separado, sobre un presunto juicio político al presidente Trump. EFE

Si el apoyo a la ley no llega a los dos tercios de ambas cámaras, Trump deberá elegir entre vetar el proyecto y espolear aún más críticas sobre sus presuntos lazos con el Kremlin, o firmarlo e imponer unas sanciones con las que no está de acuerdo.

La Casa Blanca ha argumentado que aumentar las sanciones a Moscú complicaría su esfuerzo para enderezar las relaciones con Rusia y, sobre todo, ha protestado por un mecanismo que limitaría la capacidad de Trump de levantar las restricciones.

En efecto, Trump solo podría levantar las sanciones a Rusia con la aprobación del Congreso, una condición que la Casa Blanca ha tratado sin éxito de eliminar del proyecto y que revela la desconfianza de muchos legisladores en el criterio del mandatario en lo que a Moscú se refiere.

El proyecto de ley es una variación del aprobado por el Senado a mediados de junio, que contenía sanciones contra Rusia e Irán pero que se estancó en la Cámara de Representantes, en parte debido a la presión de la industria petrolera y gasística estadounidense sobre su posible pérdida de negocios con compañías rusas.

El nuevo texto impondría sanciones a Rusia no solo por su interferencia en las elecciones presidenciales de 2016, sino también por su actividad militar en el este de Ucrania y su anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014.

La ley sancionaría además a rusos implicadas en violaciones de derechos humanos, responsables de ciberataques e individuos que hayan suministrado armas al régimen sirio de Bachar al Asad.

“Dadas las muchas transgresiones de Rusia y la aparente incapacidad del presidente Trump para lidiar con ellas, es esencial tener una ley de sanciones fuerte como la que se ha acordado”, dijo hoy el líder de la minoría demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer, en un comunicado.

En cuanto a Irán, el proyecto de ley impone sanciones financieras y prohíbe la entrada a EE.UU. a personas implicadas en el programa de misiles balísticos de Irán y a aquellos que negocien con ellos.

La ley también obligaría al Gobierno estadounidense a aplicar sanciones a la Guardia Revolucionaria de Irán por su “apoyo del terrorismo” y a sancionar a violadores de derechos humanos.

Los líderes republicanos en la Cámara Baja decidieron recientemente incorporar al proyecto unas sanciones contra Corea del Norte que ese hemiciclo aprobó en mayo y que aún no habían recibido el visto bueno del Senado.

Esas sanciones prohibirían la entrada en Estados Unidos de bienes producidos gracias a trabajos forzados en Corea del Norte, y vetarían la llegada a puertos estadounidenses de barcos norcoreanos o provenientes de países que no implementen las resoluciones de la ONU en contra de Pyongyang.