Tuesday, September 21, 2021

“Soñadores” lamentan decisión de Trump que cierra programa universitario

Los Ángeles, 20 sep (EFE).- Los “soñadores” que a través de un programa universitario iban a viajar a México a reencontrarse con sus raíces lamentaron hoy la cancelación de la Acción Diferida (DACA) por parte de la Administración Trump, una decisión que afecta la ayuda y la unión entre ambos pueblos.

“En clases oímos decir que en México hay mucha pobreza, que un niño desea aunque sea un plato con frijoles; pero no es lo mismo que nos lo digan a estar ahí, a sentir, a oler (esa realidad)”, dijo a Efe Sheila Salinas, una estudiante de la maestría en Administración Pública en la Universidad Estatal de California en Long Beach” (CSULB).

Inmigrantes y activistas de derechos humanos protestan contra la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) hoy, martes 5 de septiembre de 2017, en Los Ángeles, California (EE.UU.). Indignados, cientos de “soñadores” salieron hoy a las calles de las principales ciudades de Estados Unidos para protestar por la cancelación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) por parte del Gobierno del presidente Donald Trump y pedir una solución legislativa que les proteja de la deportación. EFE/EUGENE GARCIA

Este centro de estudios desarrollaba desde 2014 el Proyecto California México, por el que estudiantes universitarios, incluidos algunos beneficiados con el programa federal DACA, viajaban a México para aprender sobre el intercambio económico, político y social de los dos países.

Este proyecto quedó cerrado de manera efectiva este mes, cuando el fiscal general, Jeff Sessions, anunció en rueda de prensa la eliminación de DACA, creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

“Eso es lo que me duele que perderán mis compañeros con DACA, que no podrán viajar a México para aprender cómo es la vida donde nacimos y así comprender el porqué nuestros padres emigraron”, añadió Salinas.
Salinas fue parte del grupo de “soñadores”, como se conoce a los beneficiarios de DACA, que desde la creación de este proyecto universitario pudo viajar al país vecino y en la actualidad era la administradora de la iniciativa.

La joven tenía 6 años cuando junto a sus padres en 1997 emigró a EEUU. A través del programa universitario, que otorgaba un permiso de salida, regresó el año pasado a estudiar y pasar las fiestas navideñas con sus parientes en Chalco, México, en donde “abrió los ojos para entender” qué es la pobreza y la cultura en los pueblos mexicanos, según dijo.

Días antes del anuncio de la cancelación de DACA, el pasado 5 de septiembre, Salinas hacía las coordinaciones para otro grupo de 72 estudiantes que tenían previsto viajar en diciembre próximo como parte de esta iniciativa, a través de la que realizarían estudios en diversas instituciones mexicanas, además de compartir con sus parientes.

Jocelyn Campos emigró a EEUU junto a su familia en 1999, con 4 años de edad, desde el estado mexicano de Jalisco y hoy estudia el doctorado en bioquímica en la Universidad de Colorado, en Boulder.

“Estoy decepcionada, porque ya no podré ir a enfrentarme con esa realidad de la que vine y que deseo entender y aprender”, dijo a Efe Campos, quien iba a formar parte del grupo que viajaría este año.

Armando Vázquez-Ramos, profesor de Estudios Etnicos en CSULB y fundador del Proyecto California-México, dijo a Efe que con la eliminación de DACA “el Gobierno desperdicia recurso humano educado en EE.UU.”.

“Los soñadores pueden ser líderes en la articulación de las dos realidades y servir de puentes entre las dos culturas, porque son de aquí y de allá”, aseveró.