Sunday, July 21, 2019

Gobierno mexicano instala Comité Nacional de Emergencias tras sismo

México, 16 feb (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ordenó hoy la instalación por “protocolo” del Comité Nacional de Emergencias en el Centro Nacional de Prevención de Desastres, tras el sismo de magnitud 7,2 que sacudió hoy el centro y sur del país.

A través de Twitter, el mandatario indicó que por tratarse de un sismo de magnitud superior a 7 se instaló dicho órgano, encargado de dar seguimiento a la emergencia.

El Sistema de Protección Civil de Oaxaca, el estado donde se localizó el epicentro del movimiento telúrico, indicó que hasta el momento solo se reportan daños materiales, sin dar más detalles.

En Ciudad de México se reporta la caída de la fachada de un edificio en la céntrica colonia Condesa, una zona que resultó gravemente afectada por el terremoto del 19 de septiembre pasado, así como el derrumbe de una cerca en Tacuba (oeste).

El sismo se registró a las 17.39 hora local (23.39 GMT) y su epicentro se localizó a 11 kilómetros al sur de Pinotepa Nacional, Oaxaca (sur), y 57 minutos después otro temblor volvió a sacudir el país, reviviendo las escenas de pánico vividas poco antes.

Personas desalojan un centro comercial tras un sismo registrado hoy, viernes 16 de febrero de 2018, en Ciudad de México (México). Un fuerte sismo de magnitud preliminar 7 sacudió hoy la Ciudad de México, así como el centro y el sur del país a las 17.39 hora local (23.39 GMT), con epicentro a ocho kilómetros al noreste de Pinotepa Nacional, estado sureño de Oaxaca, informó el Servicio Sismológico Nacional. EFE

La gente permanece en las calles por miedo a nuevas réplicas, que hasta las 18.30 hora local (00.30 GMT del sábado) sumaban 59, mientras que desde los altavoces del sistema de alerta sísmica -que no sonaron en el segundo temblor- se informa que no hay afectaciones graves, pero se pide a la población estar alerta.

Pero los nervios se han apoderado de muchos capitalinos, que apenas en septiembre pasado vivieron la violencia de dos poderosos terremotos que dejaron 471 víctimas fatales.

La Cruz Roja informó que atiende crisis nerviosas en Ciudad de México, pero aseguró que hasta el momento no ha detectado estructuras colapsadas.

El alcalde capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que las delegaciones de Xochimilco y Tláhuac no tienen servicio eléctrico, y señaló que hasta ahora no hay reportes de caída de edificios que resultaron gravemente afectados el 19 de septiembre, cuando 38 inmuebles colapsaron.

Mancera indicó que el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México está operando con normalidad, si bien reconoció que hay vidrios rotos en sus instalaciones.

El gobernador del estado de Guerrero (sur), Héctor Astudillo, dio cuenta de dos cercas y varias tejados caídos, pero sin daños graves.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, confirmó que viajará de inmediato a la zona del epicentro en Pinotepa Nacional para realizar una evaluación.

“No se tienen esperadas réplicas mayores”, dijo Navarrete al pedir a la población que actúe con tranquilidad y se mantenga alejada de zonas que puedan ser consideradas peligrosas.

Potente terremoto con 150 réplicas sacude México sin víctimas ni daños graves

México, 16 feb (EFE).- Un potente terremoto de magnitud 7,2, seguido hasta ahora por 150 réplicas, sacudió hoy el centro y el sur de México sin daños mayores ni víctimas, mientras una población presa del pánico inundó las calles prevenida por la alerta sísmica.

Advertidas con 72 segundos de antelación por la alerta que sonó en calles, emisoras de radio y móviles, miles de personas detuvieron sus actividades y salieron a las calles de la capital, sobrecogidas por el miedo aunque con un respeto general al protocolo de emergencia.

El tránsito de vehículos se paralizó durante los sesenta segundos de duración del movimiento telúrico y en las calles se observaban personas con teléfonos móviles para llamar a sus familias y subir fotos y vídeos que saturaron las redes sociales.

El terremoto ocurrió a las 17.39 horas (23.39 GMT) con magnitud de 7,2 y fue seguido por 150 réplicas hasta las 20.30 hora local (02.30 GMT del sábado), todas con epicentro en la zona cercana a Pinotepa Nacional, en el sureño estado de Guerrero, según informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

“Me ha venido un recuerdo muy fuerte de (los terremotos de) septiembre. Estaba muy mareado y espantado pero, pues, ya todo tranquilo. Hemos esperado a que pasara el movimiento y nos han evacuado luego por las escaleras”, dijo Gabriel Fernández, de 37 años, quien estaba en el undécimo piso de un edificio de Ciudad de México.

Personas esperan afuera de sus oficinas y vehículos tras un sismo registrado hoy, viernes 16 de febrero de 2018, en Ciudad de México (México). Un fuerte sismo de magnitud preliminar 7 sacudió hoy la Ciudad de México, así como el centro y el sur del país a las 17.39 hora local (23.39 GMT), con epicentro a ocho kilómetros al noreste de Pinotepa Nacional, estado sureño de Oaxaca, informó el Servicio Sismológico Nacional. EFE

David Llanos, de 38 años, dijo a Efe que se encontraba en la planta baja cuando comenzó el terremoto y que al salir a la calle vio que temblaba “muy fuerte” y lo primero que hizo fue llamar a su casa para verificar que toda su familia estuviera bien.

“Tratamos de salir a tiempo por las salidas de emergencia, los compañeros estuvieron al pendiente”, dijo Ángel Venegas al explicar que, pese al temor, el edificio donde trabaja fue desalojado conforme a los protocolos de seguridad establecidos.

La fachada de un edificio y una barda caídas fueron los peores daños en Ciudad de México y las autoridades federales se han trasladado a las costas del estado sureño de Oaxaca para hacer una evaluación de la situación cerca del epicentro.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que se evaluarán y revisarán todas las situaciones pero que por el momento no se tienen noticias de afectaciones mayores, tampoco en las construcciones que estaban dañadas por los sismos de septiembre de 2017.

En Oaxaca, uno de los estados más afectados por aquellos terremotos, el sismo de hoy provocó escenas de pánico entre pobladores de zonas como Juchitán y Playa Vicente, explicaron testigos.

“En Juchitán se sintió muy fuerte, hubo pánico entre la población, que optó por salir de sus viviendas ante la memoria que les dejó el terremoto de septiembre pasado. Todo se observa con normalidad, y no hay señas de daños a primera vista”, comentó un habitante de la localidad.

En el sureño estado de Guerrero no se reportaron daños iniciales y en el puerto de Acapulco, el principal centro turístico del Pacífico mexicano, hubo un desalojo preventivo de hoteles en la zona turística, así como de plazas comerciales y edificios públicos.

En el estado de Jalisco, oeste del país, el movimiento telúrico fue percibido en la costa y el sur del estado además de la zona metropolitana de Guadalajara, la capital, sin dejar daños ni víctimas, informaron fuentes de Protección Civil del estado.

Los Gobiernos de los estados sacudidos por el terremoto activaron todas las medidas de urgencia y el Comité Nacional de Emergencias se reunió en el Centro Nacional de Desastres para darle seguimiento a la situación.

El secretario de Gobernación (Interior), Alfonso Navarrete, se trasladó de inmediato a la zona del epicentro con la finalidad para evaluar la situación en esta región.

El terremoto hizo que los mexicanos revivieran las escenas de construcciones derruidas y personas sepultadas por los sismos de septiembre de 2017, que dejaron 471 víctimas fatales en los estados de México, Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Morelos, Puebla y en la capital.