Monday, July 26, 2021

Honda revive el al Clarity

2018 Honda Clarity Plug-In Hybrid

Por: Roger Rivero

Clarity posiblemente es un nombre que muchos puedan asociar con un modelo de auto, aunque ya fue usado por uno. Fue en el 2008 que el Honda FCX Clarity vio la luz, un modelo propulsado por celdas eléctricas de hidrogeno que prácticamente solo los Californianos conocieron en Estados Unidos.

Reservado originalmente para este tipo de autos, el nombre ahora se populariza, pues Honda ha decidido expandir la nomenclatura Clarity a otros vehículos que usen sistemas alternativos de propulsión, como Honda Clarity EV y el hibrido enchufable a la corriente que probamos esta semana.

La versión eléctrica se vende en California y Oregón, mientras que un automóvil de celda de combustible de hidrógeno sigue exclusivamente destinado al Estado Dorado. El modelo híbrido enchufable ya se vende en buena parte del país, y presume de tener 47 millas de alcance antes de que entre en funcionamiento el motor de gasolina de 1.5.

Su locomoción principal proviene de un motor eléctrico de 181 caballos que extrae el jugo de un paquete de baterías de iones de litio de 17.0 kWh. Cargando desde una fuente de 240 voltios -de esas que tanto escasean en Norte América- toma aproximadamente dos horas y media en recobrar la carga total. Desde un enchufe de pared estándar de 120 voltios toma unas 12 horas en completar el ciclo. Luego de recorrer casi 48 millas solo a electricidad, el motor de cuatro cilindros en línea y 103 caballos comienza a funcionar. El motor de gasolina hace girar un generador para proporcionar corriente adicional al motor y recargar la batería, pero también puede ayudar a conducir directamente las ruedas, elevando la potencia total del automóvil a 212 caballos. Esta versión del Clarity tiene una clasificación combinada de 110 millas por galón en electrones y 42 mpg en la gasolina.

2018 Honda Clarity Plug-In Hybrid

El Clarity ofrece una selección de tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport, cada uno de los cuales ofrece aceleración y respuesta del pedal progresivamente más agresivas. Su sistema de frenado regenerativo tiene cuatro configuraciones, seleccionadas por paletas a cada lado del volante (aunque ninguna de ellas permite un verdadero modo de deslizamiento). Y hay otras tres opciones para controlar cómo el auto despliega su carga de batería. Ciertamente este es un híbrido donde la sencillez esta algo pasada por alto.

A primera vista, sería muy fácil confundir el Clarity con un nuevo Accord. El perfil es similar a la cabina larga y el tronco corto, pero hay algunas diferencias claras cuando miras con más detenimiento. La primera impresión desde el frente es increíblemente audaz y moderna, pero no exagerada. Los faros LED son limpios y bien ubicados. Lo que podría no ser atractivo para muchos, son los arcos de las ruedas traseras, o la falta de ellos. Hay faldones que cubren la parte superior de las ruedas traseras, y aunque esto pueda ser motivo de rechazo para algunos, pregunten a algún dueño de Toyota Prius sobre la apariencia de sus autos y se darán cuenta que como a los hijos, cuando los autos vienen acompañados de una misión en la vida se aceptan como sea.

Debido a que el Clarity EV es un Honda, va a encontrar una cabina de alta calidad y bien terminada que está casi perfectamente equipada. Es increíblemente espacioso para un sedán de su tamaño, y la cabina alargada y la línea del techo alargada hacen que sentarse tres adultos de tamaño completo en el asiento trasero sea muy fácil. Encontrará asientos premium con “materiales ecológicos”, un elemento positivo para los compradores de este segmento.

2018 Honda Clarity Plug-In Hybrid

El modelo base llamado simplemente Clarity, cuesta $ 34,290. Vienen muy bien equipado con Honda Sensing que provee asistencia para mantener el carril, control de crucero adaptable, frenado de mitigación de colisión y advertencia de colisión frontal. Una pantalla LCD de 8 pulgadas y conectividad con Apple CarPlay y Android Auto, Bluetooth, cámara trasera, asientos delanteros con calefacción y faros LED también son ofrecidos de forma estándar.

El Clarity Touring, a $ 36,690, agrega la navegación de Garmin, los asientos y el volante de cuero, y el borde del tablero de instrumentos tapizados en ultra-gamuza. Estos precios en realidad se ven disminuidos por un sustancial crédito del gobierno de $7,500 dólares.

Con 15.5 pies cúbicos, el área de carga del plug-in Clarity es de tamaño mediano, casi tan grande como el Honda Accord 2018.

El paseo del Clarity es firme pero no severo sobre los impactos con una buena amortiguación del cuerpo. Con la batería híbrida debajo del piso de la cabina, el chasis del Clarity se beneficia de un centro de gravedad bajo, lo que ayuda a reducir el balanceo del cuerpo. El frenado, por otro lado, es sorprendentemente orgánico. La sensación del pedal es nítida y bastante lineal algo que no abunda en modelos híbridos. La transición entre los motores de gas y eléctrico también entre las mejores que hemos probado.

Los interesados en adquirir un auto que ayude al presupuesto mensual de la familia con escasas visitas a la gasolinera -47 millas solo en modo eléctrico- y no deseen lidiar con las desagradables experiencias de la ansiedad cuando la carga de la batería esta por agotarse, tienen en el nuevo Honda Clarity una excelente opción. Solo que la bondad de “Uncle Sam” no será eterna, y el crédito tributario federal de $7,500 disponible en la actualidad, quizás no llegue al 2019. Como todas las cosas con el gobierno…esto no se ve muy “Clarity”.