Monday, September 27, 2021

Trump ataca a Mueller tras saber que quiere interrogarle por obstrucción

Washington, 1 ago (EFE).- El bombardeo de tuits que el presidente, Donald Trump, publicó hoy atacando la investigación de la trama rusa se produjo después de que se enterase de que el fiscal especial para el caso, Robert Mueller, quiere interrogarle sobre posible obstrucción a la justicia.

El fiscal especial y antiguo director del FBI, Robert Mueller sale tras el Comité Permanente de Inteligencia sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, en el Capitolio en Washington (Estados Unidos) hoy, 21 de junio de 2017. El exsecretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos Jeh Johnson reiteró hoy que el presidente ruso, Vladímir Putin, es el responsable directo de los ciberataques producidos durante la campaña electoral estadounidense de 2016 con el objetivo supuestamente de influir en el resultado final. EFE

La cadena ABC, citando fuentes cercanas a la Casa Blanca, informó hoy en exclusiva que Trump reaccionó molesto al saber el interés de Mueller sobre la obstrucción.

Como resultado, lanzó una nueva ronda de ataques contra la credibilidad de Mueller, y pidió al fiscal general, Jeff Sessions, que finalizara la investigación, afirma el canal.

“Esta es una situación terrible y el fiscal general Jeff Sessions debería poner fin a esta fraudulenta caza de brujas ahora mismo, antes de que continúe mancillando a nuestro país”, escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.

Trump cargó contra Mueller, quien es republicano y a quien acusó de ser rehén de un “conflicto” de intereses, aunque no precisó a qué se refería exactamente.

Por último, el presidente volvió a calificar al equipo que está llevando a cabo la investigación bajo supervisión de Mueller de ser “17 demócratas molestos que están haciendo su trabajo sucio (el del fiscal especial)”.

“¡Son una desgracia para Estados Unidos!”, señaló Trump al final de su tuit.

Rudy Giuliani, el abogado que lidera el equipo de Trump para la investigación rusa, dijo la semana pasada que el mandatario solo accedería a un interrogatorio si el abogado especial descartaba preguntas sobre obstrucción a la justicia y en cambio se enfocaba únicamente en si la campaña de Trump se coordinó o no con Rusia para interferir en las elecciones de 2016.

La Casa Blanca ha mantenido una tensa relación con Mueller desde que en mayo de 2017 el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, le pusiera al frente de las investigaciones que tratan de dilucidar una posible conjura entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin, con el objetivo de que el magnate consiguiera llegar al Despacho Oval.