Tuesday, September 29, 2020

“Esto no se ganará militarmente”, dice jefe de la coalición en Afganistán

Washington, 31 oct (EFE).- El comandante del Ejército y de la coalición internacional en Afganistán, el general Austin “Scott” Miller, afirmó hoy que la guerra en dicho país “no se ganará militarmente” y consideró que es “el momento” de dar con una solución política a un conflicto que comenzó hace ya 17 años.

“Esto no se ganará militarmente. Se requiere una solución política”, declaró Miller en una entrevista concedida al canal NBC News.

Soldados afganos se preparan para una ofensiva contra milicias talibanas en la región central de la provincia de Helmand, en Afganistán, hoy 12 de octubre de 2017. El Gobierno afgano controla menos del 60 por ciento del territorio nacional frente al régimen talibán, que ha gobernado el país durante años antes de la intervención de EEUU en octubre de 2001. EFE

El militar señaló que los insurgentes también “son conscientes” de que no podrán lograr sus objetivos en el campo de batalla, lo cual facilitaría una salida negociada al conflicto.

“Si aceptas que no puedes ganar militarmente, en algún momento, la lucha es simplemente… la gente empieza a preguntarse para qué (…), por lo que creo que es el momento de empezar a trabajar en el aspecto político de este conflicto”, dijo.

Miller asumió el mando de las tropas aliadas en septiembre y el pasado 18 de octubre salió ileso en un ataque de los talibanes contra el complejo del gobernador de la provincia meridional de Kandahar, en el que perecieron varios altos mandos locales.

“Nada de esto carece de riesgos”, reconoció el militar.

El estadounidense también habló de las otras dos amenazas que afrontan las tropas de la coalición en el país asiático: los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Al Qaeda.

“El EI es peligroso. Tienen aspiraciones en el extranjero, cuentan con recursos variados y tienen redes fuera de Afganistán”, sostuvo Miller.

Respecto a Al Qaeda, el general admitió que los aliados vigilan “muy estrechamente” a esta organización, ya que “aunque están en horas bajas, no están acabados”.

Preguntado sobre si se siente optimista respecto al futuro fin del conflicto en Afganistán, que comenzó en 2001 en respuesta a los históricos atentados del 11 de septiembre, el militar se mostró cauto.

“Veo caminos abiertos, algunos de ellos llenos de riesgos, así que más que optimista diría que soy pragmático”, concluyó.