Friday, October 22, 2021

EE.UU. sanciona a una firma financiera rusa

Washington, 19 jun (EFE).- El Gobierno sancionó hoy a la organización rusa Russian Financial Society por supuestamente colaborar con Corea del Norte, informó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Según la nota, esa entidad rusa ha proporcionado o intentando suministrar apoyo financiero, material y tecnológico a la compañía norcoreana Dandong Zhongsheng Industry & Trade Co. Ltd, controlada por el principal banco de divisas de Corea del Norte.

Las autoridades “continúan aplicando las sanciones de EE.UU. y de la ONU contra individuos y entidades en Rusia y otros lugares que facilitan el comercio ilícito con Corea del Norte”, dijo en el texto la subsecretaria de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro, Sigal Mandelker.

De acuerdo a Washington, Russian Financial Society comenzó a ofrecer servicios financieros a Corea del Norte tan pronto como logró licencia para operar y suministró cuentas bancarias a Dandong Zhongsheng y al máximo responsable de la empresa norcoreana Korea Zinc Industrial Group, también sancionada por EE.UU. y que se dedica a vender zinc desde Corea del Norte en beneficio de su Gobierno.

El Tesoro destacó que desde al menos 2017 y a lo largo de 2018 Russian Financial Society abrió numerosas cuentas bancarias para Dangdong Zhongsheng, lo que permitió a Pionyang evitar las sanciones de EE.UU. y de la ONU para acceder al sistema financiero mundial con el objetivo de generar ingresos para el programa nuclear norcoreano.

Como consecuencia de las sanciones, quedan congelados los activos que estas entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se les prohíbe efectuar transacciones financieras con EE.UU..

Actualmente las negociaciones entre Washington y Pionyang están atascadas desde la fracasada cumbre de febrero entre el presidente, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Hanói.

El encuentro se cerró sin acuerdo después de que EE.UU., que apostó por un desarme total de Corea del Norte antes de suavizar cualquier sanción, rechazara la oferta norcoreana de una desnuclearización gradual acompañada del levantamiento progresivo de sanciones.

Desde entonces, Pionyang ha endurecido su retórica e incluso lanzado dos tandas de misiles de corto alcance en un intento por presionar a Seúl y a Washington.
Sin embargo, ambos aliados han optado de momento por responder con mesura de cara a mantener abierto el diálogo.