Wednesday, October 16, 2019

Denuncian en el Congreso de EE.UU. el “trato inhumano” a niños migrantes detenidos

Washington, 12 jul (EFE).- Elora Mukherjee, una famosa y de muy buena reputación abogada de la Universidad de Columbia, denunció este viernes ante el Congreso de Estados Unidos el “trato inhumano” al que se ven sometidos los niños migrantes detenidos en la frontera de su país con México.

“Nunca antes había visto, visto tal degradación y trato inhumano de los niños bajo custodia. El Congreso debe actuar de inmediato para garantizar que los niños estén libres y con sus familias”, dijo Mukherjee en una audiencia ante el Comité de Supervisión de la Cámara Baja de EE.UU.

La letrada, experta en inmigración, visitó hace unas semanas las instalaciones del centro de detención para migrantes de Clint (Texas, EE.UU.), que estuvo en el centro del debate nacional después de que un grupo de abogados denunciara las “condiciones insalubres” existentes.

Según esas denuncias, las instalaciones estaban sin pañales para los bebés, sin jabón, ropa limpia, cepillos de dientes, ni comida adecuada.

“Las condiciones más degradantes y espantosas que puedas imaginar”, insistió Mukherjee en su comparecencia en ese comité, controlado por los demócratas.

En su intervención, la letrada consideró que los niños deben ser “rápidamente” entregados a miembros de su familia que se encuentren en el país o a tutores “con las salvaguardas adecuadas para garantizar que pueden presentarse para trámites migratorios”.

La declaración de esta abogada llega el mismo día en que el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes divulgó un informe que revela que al menos 18 bebés menores de dos años de edad fueron separados en la frontera de EE.UU. con México entre 20 días y 6 meses durante la aplicación de la política de “tolerancia cero” con la inmigración, el año pasado.

El análisis, elaborado con datos facilitados por el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, también concluye que al menos 2.648 menores de edad fueron separados de sus padres en el periodo de la política de “tolerancia cero” del Gobierno.

La Administración de Trump ha admitido que existe una crisis humanitaria en la frontera con México, que ha derivado en hacinamiento en las instalaciones de las autoridades fronterizas.

Durante los últimos meses se ha denunciado la muerte de seis niños en centros de detención. La más reciente en conocerse se divulgó el pasado 23 de mayo, cuando las autoridades confirmaron el deceso, en septiembre de 2018, de una migrante salvadoreña de 10 años.