La Oferta

May 21, 2022

Defensa del Chapo Guzmán apela su sentencia a cadena perpetua

Nueva York, 22 jul (EFE).- La defensa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, que ha sido trasladado a la prisión de máxima seguridad conocida como “El Alcatraz de las Rocosas”, ha apelado su sentencia a cadena perpetua, según un documento judicial publicado este lunes.

El recurso, al que ha accedido Efe, consta de una sola hoja en la que se recurre a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito la sentencia emitida el pasado miércoles, en la que el antiguo líder del cártel de Sinaloa fue condenado a cadena perpetua, más treinta años adicionales, por diez cargos de narcotráfico.

El Sistema federal de prisiones también confirmó, a través de su sistema de localización de prisioneros, que Guzmán se encuentra ya en la prisión “Supermax”, en las cercanías de Denver (Colorado), adonde fue trasladado con máxima discreción la semana pasada.

El New York Post publicó el viernes un vídeo de los últimos segundos de El Chapo en Nueva York, en el que se ve cómo lo trasladan a un helipuerto del bajo Manhattan con un extenso despliegue policial.

El helicóptero trasladó al narcotraficante mexicano al aeropuerto de LaGuardia, uno de los tres que da servicio a la ciudad, desde donde fue llevado a Colorado.

Si bien el juez federal que dirigió su caso, Brian Cogan, dictó que la decisión sobre la prisión en la que el Chapo pasará el resto de sus días se tomaría en sesenta días, las autoridades decidieron acelerar el proceso y el capo ya se encuentra en Florence.

Esta prisión, cuyo nombre oficial es Administrative Maximum Facility (ADX), está considerada como una de las más seguras del mundo y se encuentra 90 millas al sur de Denver.

Abrió sus puertas en 1994 para albergar a los reos más peligrosos y otros que representen amenaza para la seguridad nacional.

Las celdas en la ADX son paredes de cemento y a prueba de sonido para evitar la comunicación con otros reos, algunas sin ventanas, donde los reclusos pasan 23 horas a solas, con contacto mínimo con personal de la ADX. Las tuberías de las unidades en que está dividida la prisión no transmiten sonidos.

A esta prisión son enviados aquellos que el sistema federal de prisiones ha declarado los más peligrosos, como líderes de pandillas violentas, terroristas, o reos que han atacado a otros prisioneros o a oficiales de seguridad de cárceles a través del país.

La ADX alberga hasta 405 reos y entre los que estuvieron allí figuró Timothy McVeigh, condenado a pena capital y ejecutado en 2001 por el atentado contra el edificio federal en Oklahoma, en 1995, que costó la vida a 168 personas y 600 heridos.

Allí están José Padilla, de origen puertorriqueño, conocido como el “talibán boricua”, por su apoyo a la red terrorista Al Qaeda; Mahmud Abouhalima, por el atentado contra las Torres Gemelas en el 1993; el asesino en serie y médico Michael Swango y el “Unabomber” Ted Kaczynski, profesor de matemáticas que enviaba cartas bomba.

También el franco-marroquí Zacarías Moussaoui, por su conspiración en los atentados terroristas del 11-S, o Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por las dos bombas caseras que mataron a tres personas e hirieron a otras 264, en el maratón de Boston en 2013, cuya sentencia apeló el pasado diciembre.

Abogado del Chapo insiste en su repatriación y en que el juicio no es válido

José Luis González Meza, representante legal en México del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, quien fue condenado a cadena perpetua por un tribunal de Estados Unidos, dijo este lunes a Efe que exigirán la repatriación del capo a México e insistió que el juicio no es válido.

Para ello, al mediodía del domingo, el abogado, junto a un grupo de 10 personas, trató de interceptar el vehículo del secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien se encontraba de visita en la Ciudad de México.

A la salida de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), González Meza y su grupo portaban pancartas para que Pompeo “se enterara de que el Chapo está ilegalmente en su país”.

“Vamos a hacer todo lo posible para que sea devuelto a México”, apuntó.
Asimismo, González aseguró en que en todo momento se manifestaron de manera pacífica y que “en ningún momento” lanzaron ningún objeto contra el coche.

“Intervino la vigilancia de la Secretaría de Relaciones Exteriores y me retiraron pacíficamente. Yo le dije: ‘bueno cuál es el problema, me estoy manifestando, estoy poniendo una pancarta, no estoy poniendo una granada de mano ni nada por el estilo'”, relató.

Momentos antes de ser retirados por los vigilantes de seguridad, el coche que trasladaba al diplomático estadounidense trató de “echarse encima” de González en dos ocasiones luego de que este mostrara una pancarta al conductor, según su versión de los hechos.

“Si no me aparto, me apachurra”, aseguró.

El exlíder del poderoso cártel de Sinaloa fue el pasado miércoles condenado a cadena perpetua.

Además de la cadena perpetua y con arreglo a cada uno de los cargos, también se le impuso 30 años de cárcel por el uso de armas de fuego que, según la acusación, utilizó para mantener su imperio de drogas.

El juicio realizado en un tribunal de Nueva York duró alrededor de 3 meses con la presencia de 56 testigos.

No obstante, González Meza aseguró que, cuando el traficante fue entregado por México a Estados Unidos, se firmó “un acta de entrega de recepción donde se establece claramente que debe ser entregado o juzgado en el sur de California, en San Diego”.

“Se establecía claramente que iba a ser enjuiciado en el sur, esos documentos ya se los dimos a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Fiscalía General de la República y hasta al presidente”, aseveró.

Además, expuso que en el documento de extradición se establece que, “si el extraditado no es puesto a disposición de las autoridades que lo reclaman en los primeros 60 días, será puesto en libertad inmediatamente”.

Algo que nunca sucedió y que ahora lleva al abogado del excapo del poderoso cártel de Sinaloa a buscar alternativas.

“Nosotros creemos que el juicio no tiene ninguna validez. Estamos acumulando pruebas e información al Gobierno de México para que solicite la repatriación”, afirmó.

En sus planes está también solicitar apoyo a entidades internacionales como a la Organización de los Estados Americanos (OEA) o la Organización de Naciones Unidas (ONU) para acabar con “la situación de represión” que, consideran, vive el Chapo.

Durante su comparecencia en el juicio, Guzmán aseguró estar viviendo bajo unas condiciones inhumanas.

“Nada más estuvo 3 años en la escuela pero tiene inteligencia natural, un coeficiente intelectual más grande que el de Peña Nieto”, señaló este lunes González Meza sobre la intervención de Guzmán en el juicio.