La Oferta

May 17, 2022

Vilipendiada por alianza con Cortés, Tlaxcala conmemora encuentro con España

Tlaxcala (México), 29 jul (EFE).- Vilipendiada por su alianza con Hernán Cortés, Tlaxcala conmemora los 500 años de su encuentro con España en busca de una nueva narrativa que revalore su lugar en la construcción de México desde la conquista española del Imperio Azteca en 1521.

“Tenemos la idea de reencontrarnos con nuestra historia y hacerlo de una manera totalmente distinta”, dijo en entrevista con Efe Anabel Alvarado, titular de la Comisión establecida por el Gobierno del estado de Tlaxcala para conmemorar los 500 años del encuentro con España.

La conmemoración, para la que se ha diseñado un vasto programa cultural para los próximos meses, permitirá a Tlaxcala mostrar “con objetividad, su historia, lo que surgió a partir del encuentro” con España.

Alvarado considera importante hacer una revisión de esta etapa de la historia México para observarla “bajo el cristal del siglo XVI” porque la visión que se ha tenido no ha sido favorable para Tlaxcala, ya que a partir del México independiente se le ha tachado de traidores por aliarse con los conquistadores.

“Hay una narrativa histórica en la que a Tlaxcala se le ha criticado por aliarse con los españoles y acabó siendo tachada de traidora”, comentó Alvarado, quien remite a las redes sociales para hacer ver que esto sigue abierto.

Oprimidos y enfrentados al pueblo mexica dominante entonces, el pueblo de Tlaxcala vio en la llegada de Hernán Cortés con sus apenas 500 hombres armados la oportunidad de sacudirse del dominio aplastante del emperador azteca Moctezuma.

Sin la alianza con Tlaxcala Cortés no hubiera logrado la victoria sobre Moctezuma de la manera que se logro en apenas dos años, desde su llegada a las costas de Veracruz en 1519 a la caída de la capital mexica, Tenochtitlán, en 1521.

El maestro Nazario Sánchez Mastranzo, un reconocido experto en la historia de Tlaxcala, aseguró a Efe que la conmemoración de los 500 años de la llegada de Cortés supone una oportunidad de hacer una nueva lectura de la conquista “porque estamos juzgando con ojos actuales una realidad totalmente distinta a la que de hoy”.

Sánchez Mastranzo, autor del estudio “Los códices de Tlaxcala” y miembro de la comisión, resaltó que conmemorar el encuentro con España tiene entre sus principales objetivos revisar lo que se ha dicho y cómo se ha dicho y hacer un alto para revisar de manera crítica, de manera académica, los hechos.

El historiador también pide poner en contexto que cuando llega Cortés “no hay un México” lo cual desarticula el calificativo de la traición de Tlaxcala. “Hablar de una traición me parece que queda totalmente fuera y es un concepto anacrónico”, agregó.

Este discurso de la traición de Tlaxcala surge en el siglo XIX, cuando estaban en efervescencia las luchas por la nación entre los liberales y conservadores: “nace entonces el Tlaxcala son traidores, se teje un gran discurso, que persiste hoy en día por ignorancia”, insistió.

En esta misma visión histórica se glorifica al Imperio Azteca (1325-1521) como origen del México actual y de paso se descalifica también a la Malinche, la traductora de Cortés, figura clave para entender y explicar la épica de la conquista de México.

Alvarado remitió al contexto histórico para subrayar que “hace 500 años México no existía como país, no como el país que hoy conocemos, no como una nación”, para comprender la alianza que Tlaxcala hizo con Cortés no sin antes haberlos enfrentado en un par de batallas.

Los aztecas eran el imperio dominante en el mundo prehispánico y cientos de pueblos les pagaban tributo, con excepción de Tlaxcala, cercano en su geografía, pero su acérrimo enemigo con el cual tuvo continuas confrontaciones, las llamadas Guerras Floridas.

La alianza con Tlaxcala de Cortés resultó clave para la destrucción de México-Tenochitlán, que se rindió el 13 de agosto de 1521 para dar paso a tres siglos de colonia española a los que siguió el surgimiento de México como nación independiente.

Aunque la alianza le dio privilegios, Tlaxcala también tuvo enormes retos durante la colonia, entre ellos un éxodo que derivó en la fundación de decenas de ciudades mexicanas para ayudar a consolidar el control del entonces vasto territorio español.

La relación surgida de aquella alianza permitió a Tlaxcala, entre muchas cosas, mantener su propio gobierno, igualmente surgió un mestizaje acordado y una mezcla de culturas que está presente en sus ciudades, con construcciones estilo colonial y monumentos a sus héroes prehispánicos.

Alvarado puntualizó que en los 300 años de colonia española “hay momentos importantes en los que Tlaxcala conforma la nación”, como la salida de 400 familias por iniciativa española para crear asentamientos en el norte de México.

“Los tlaxcaltecas poblaron el norte de país, llevaron sus tradiciones, su cultura, hoy podrán ver desde una parte de Querétaro, hasta el sur de Estados Unidos, hay ciudades fundadas por tlaxcaltecas”, manifestó Alvarado.

Al menos 60 municipios de México tienen entre sus fundadores a tlaxcaltecas, en los estados de Jalisco, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y hasta en el sur de Estados Unidos.

“Estamos muy orgullosos de nuestro pasado, pero también muy orgullosos de lo que hoy somos y de lo que queremos construir. Tlaxcala hoy está viviendo una condición totalmente distinta”, señala Alvarado.

Tlaxcala es uno de los dos estados más pequeños del país en extensión territorial, un poco más del doble de la Ciudad de México.