La Oferta

February 5, 2023

Artistas se suman a exigencia de protección a periodista mexicana Lydia Cacho

El músico y cantante Alejandro Sanz.

México, 29 jul (EFE).- Artistas como los cantantes españoles Alejandro Sanz y Marcos Rodríguez y las actrices mexicanas Cecilia Suárez y Camila Sodi se han sumado a la exigencia de protección para Lydia Cacho y todos los periodistas en México, informó este lunes la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

El director ejecutivo de Redim, Juan Martín Pérez García, indicó en un comunicado que tras las agresiones contra Lydia Cacho ocurridas el 21 de julio, la Red y la organización Artículo 19 hicieron un llamado a diversos actores sociales como artistas, periodistas y activistas para exigir justicia para la periodista y defensora de derechos humanos.

Señaló que, en una serie de videomensajes, personajes como Alejandro Sanz, Camila Sodi, Cecilia Suárez, Marco Lara Klahr, Cristina del Valle y Marcos Rodríguez, entre otros, exigen al Estado Mexicano “garantizar la protección para Lydia Cacho y las y los periodistas que con su labor construyen diálogos, debates y visibilizan los problemas de nuestra sociedad”.

“Quería solidarizarme con Lydia Cacho y con todos los periodistas que como ella sufren la violencia en México y queríamos desde aquí exigirle al gobierno una protección para su trabajo que es fundamental para nuestra sociedad”, dijo Alejandro Sanz.

Cecilia Suárez recordó que “México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, (pues) al investigar, documentar y publicar la verdad, decenas de periodistas han sido atacados e incluso han perdido la vida”.

“Los ataques constantes en contra de Lydia Cacho solo demuestran que las autoridades responsables han sido omisas y negligentes para investigar los crímenes relacionados con el ejercicio del periodismo”, añadió.

En su mensaje, los artistas invitan a la ciudadanía a firmar la petición en línea con la que Redim exige al Estado mexicano cumplir con el mandato del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de investigar y detener a los responsables de los ataques efectuados en los últimos años contra de Cacho.

Pérez García explicó que la petición, que a la fecha ha recabado más de 117.000 firmas en la plataforma Change.org, “busca ejercer presión y pedir acciones concretas que garanticen la seguridad e integridad de la autora de ‘Los Demonios del Edén’ y defender la libertad de expresión en México”.

Artículo 19 difundió recientemente que varios desconocidos asaltaron la vivienda de la periodista mexicana y defensora de los derechos humanos Lydia Cacho, donde robaron material periodístico “altamente sensible” y mataron a una de sus perras mientras que la otra fue envenenada.

“Se trata de un acto de represalia por su ejercicio de defensa de derechos humanos y de su libertad de expresión”, agregó la organización en su página web.

La misma periodista confirmó los hechos a través de su cuenta de Twitter donde expresó: “Por más que lo intenten no dejaré de investigar. El miedo no colonizará mi espíritu”.

La informadora, especializada en corrupción y violaciones de los derechos humanos, explicó que sus “investigaciones están seguras fuera del país” y que los asaltantes solo pudieron llevarse copias.

El Gobierno de México pidió en enero disculpas a Cacho al reconocer que el Estado violó sus derechos cuando fue agredida tras denunciar una red de pederastas ligada a empresarios y gobernantes.

La activista fue detenida en diciembre de 2005 por una decena de policías que, sin tener orden de captura, la trasladaron de Cancún a Puebla en un vehículo propiedad del empresario de la industria textil José Kamel Nacif, uno de los principales señalados en el libro de investigación de la periodista “Los Demonios del Edén”.

Durante el viaje por carretera de Cancún a Puebla, que duró más de 20 horas, Cacho fue torturada física y psicológicamente, además de sufrir tocamientos e insinuaciones sexuales y ser amenazada de muerte de manera verbal y física. Hasta ahora solo ha sido sentenciado a un policía por tortura.

Fue en 2018 cuando el Comité de los Derechos Humanos de la ONU aprobó un dictamen que declaró al Estado mexicano responsable de varias violaciones de derechos humanos contra Cacho.

México es uno de los países más peligrosos del mundo para periodistas. Al menos 10 informadores han sido asesinados durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el poder el pasado 1 de diciembre.

Durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) fueron asesinados 47 periodistas en México, nueve de ellos en 2018.