Saturday, September 25, 2021

El denostado centro para menores inmigrantes de Florida se queda vacío

Miami, 3 ago (EFEUSA).- Las autoridades estadounidenses anunciaron este sábado que no quedan ya menores inmigrantes recluidos en un criticado centro de detención operado por una compañía privada en Homestead (sur de Florida), pero activistas pro inmigrantes dijeron que hay todavía muchas preguntas en el aire.

Los menores que estaban aun en Homestead han sido reunificados con sus familias o alojados en otras instalaciones de tamaño menor a este centro situado a unas 30 millas al sur de Miami, que era el mayor del país para alojar a Niños Extranjeros No Acompañados (UAC, en inglés), según indicó un comunicado oficial.

Una portavoz del Departamento de Servicios de Salud y Humanos (HHS), Evelyn Stauffer, confirmó en ese comunicado que el centro de Homestead va a quedar con una capacidad reducida de 2.700 a 1.200 camas para el caso de que se necesite usarlo de nuevo.

Stauffer mencionó como posibles razones para que vuelva a haber personas ingresadas en el centro de Homestead que se produzca un aumento importante del número de detenidos tras cruzar irregularmente la frontera o se presenten situaciones de emergencia.

Desde marzo de 2018 hasta hoy, 3 de agosto, pasaron por el centro más de 14.300 menores, según la portavoz.

El HHS no precisó cuántos niños quedaban al final en Homestead ni cuántos fueron llevados a otros centros y cuántos se reunieron con familiares o allegados con capacidad para hacerse cargo de ellos.

“Queremos saber qué ha pasado con los niños”, dijo a Efe Nora Sandigo, directora ejecutiva de una fundación que se encarga de atender a niños cuyos padres son detenidos y deportados por razones migratorias.
Sandigo, que vive en Homestead y tiene la custodia legal de miles de hijos de deportados o en riesgo de serlo, se preguntó si con esta decisión de vaciar el centro “solo quieren quitarnos de los ojos” lo que pasa con los menores no acompañados.

La congresista demócrata Debbie Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano, que ha estado manifestándose a las puertas del centro en al menos siete ocasiones para pedir su cierre, se congratuló en un mensaje en Twitter de que estos esfuerzos hayan “dado resultados reales”.

“Sin embargo, todavía tengo muchas preguntas acerca del cierre de Homestead”, aseveró en coincidencia con Sandigo.