Monday, September 28, 2020

Capturan al exdirector de Informática del Tribunal Electoral de Guatemala

Guatemala, 7 ago (EFE).- El exdirector del departamento de Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Gustavo Adolfo Castillo fue detenido este miércoles por las autoridades, según informaron fuentes oficiales.

El Ministerio Público dijo que Castillo fue capturado por los delitos de destrucción de registros informáticos e incumplimiento de deberes.

Por esos mismos delitos fue aprehendido el exsubdirector de Informática del ente electoral Beny Obdulio Román y ambos serán puestos a disposición del Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal para que solvente su situación legal.

Las detenciones, ejecutadas por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), fueron coordinadas por la Fiscalía contra Delitos Electorales del Ministerio Público (MP).

Los dos fueron destituidos por el Tribunal Supremo Electoral el pasado 11 de julio debido a las anomalías que se registraron en el escrutinio de los votos de las elecciones generales celebradas el pasado 16 de junio en el país.

Tras las detenciones, el ente electoral dijo en un comunicado que es respetuoso de la institucionalidad y el Estado de Derecho, que ha brindado toda la información requerida por el Ministerio Público y que seguirá coadyuvando en la investigación.

También reiteró que el fallo de programación registrado en la transmisión de resultados preliminares en las elecciones generales fue solo en el sistema informático y no afectó “en absoluto” a los datos oficiales y definitivos, que depende el escrutinio de las actas en papel.

Aseguró que el error “ha sido técnicamente subsanado” para la segunda vuelta electoral, del próximo domingo, lo cual fue certificado por una misión independiente de expertos internacionales, y anunció que este jueves se realizará un simulacro nacional para verificar el correcto funcionamiento del sistema con presencia de los fiscales de partidos y observadores electorales.

“El órgano electoral en su conjunto está concentrado en el trabajo técnico, logístico y organizado necesario para garantizar un proceso con las máximas condiciones de seguridad, integridad y transparencia”, sostuvo.

Los señalamientos en contra de Castillo comenzaron cuando miembros de las Junta Receptoras de Votos (JRV) y fiscales de los partidos políticos que participaron en la contienda denunciaron que los datos consignados en las actas no coincidían con los ingresados a la página electrónica del Tribunal Electoral.

El mismo Castillo y los magistrados del ente electoral admitieron los errores que se cometieron en el conteo de los votos, lo cual obligó al Tribunal a integrar una comisión especial para revisar una a una todas las actas de los resultados de las votaciones.

Sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral aseguró que esas incongruencias solo afectaron las elecciones para diputados al Congreso y no así para la presidencia de Guatemala, pero la candidata del partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), la activista maya mam Thelma Cabrera, denunció fraude y no aceptó los resultados.

Incluso el martes, durante un paro nacional convocado por el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), Cabrera pidió la anulación de las elecciones generales e insistió en que hubo fraude para “imponernos candidatos”.

Sin embargo, tanto el Tribunal Supremo Electoral como la Misión de Observadores Electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) negaron que se hubiera registrado un fraude en los comicios y avalaron los resultados.

En el primer lugar de esas votaciones quedó la ex primera dama de Guatemala Sandra Torres (2008-2012), del partido socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y en el segundo puesto Alejandro Giammattei, de Vamos, centroderecha.

Ambos van el domingo a un balotaje y el ganador asumirá la presidencia del país el 14 de enero de 2020 para un periodo de cuatro años, en sustitución de Jimmy Morales.