Friday, September 20, 2019

México en la Cultura – Rodolfo Quilantán Arenas

En Cónsul Rodolfo Quilantán al pie del óleo de Miguel Hidalgo y Costilla en el Palacio de la Gobernación de la ciudad de Guayaquil, Ecuador lo acompaña  Mary J. Andrade. Foto tomada en 2006.

San José, CA  19 ago – Una visita al Cónsul de México en Guayaquil, Ecuador, Rodolfo Quilantán Arenas, en septiembre de 2006, con el propósito de hacerle entrega de una colección de mis libros sobre la celebración de la tradición del Día de los Muertos, marcó el inicio de una amistad. Aquella mañana, él me invitó que lo acompañara junto con su esposa, Patricia Tapia, para mostrarme una placa metálica al pie del óleo de Don Miguel Hidalgo y Costilla que se encuentra en el Palacio de la Gobernación y que sería develada al inicio de la celebración cívica de las Fiestas Patrias.

Esa amistad fue fortalecida con el paso del tiempo. Su compromiso con la cultura de México en Ecuador me llevó a ofrecerle, al año siguiente, como un pequeño aporte de una ecuatoriana a México, una donación de mis fotografías para el consulado. La colección recorrió varias ciudades del país. En el 2008 tuve el gusto de verla expuesta, acompañada del Cónsul Quilantán, en el Museo de la Biblioteca Municipal, de mi ciudad.

Mensualmente recibía los documentos que él fue elaborando sobre las actividades que llevaba a cabo en esa sede diplomática. Los documentos, distribuídos a nivel local, nacional e internacional, fueron recogidos y publicados en el 2010 por el H. Cuerpo Consular de Guayaquil, en un libro titulado “México en la Cultura”, el cual consta de dos partes: “México Presente” y “Correspondencia México-Ecuador”.

“México Presente”, en ocasiones con notas cortas y en otras extensas, enriquece nuestra visión sobre la cultura del país hermano. “Correspondencia México-Ecuador” narra la relación que ha existido entre los dos países desde mucho antes de la conquista española. Fue una tarea de investigación realizada por él, sobre la conexión tan profunda que a través del tiempo se desarrolló y que estableció un lazo de hermandad entre México y Ecuador, donde la gran mayoría de sus habitantes miran a México como su segundo país.

Desafortunadamente, el Consulado de Guayaquil fue cerrado dejando un vacío difícil de llenar entre sus compatriotas que residen en esa ciudad, al igual que entre los ciudadanos guayaquileños, quienes seguían y participaban en cada una de las actividades cívicas, al igual que en las culturales a las que el Cónsul Quilantán y su esposa Patricia dedicaron tiempo adicional para investigar y presentar.

Durante una conversación con el Cónsul Rodolfo Quilantán, hace unas pocas semanas tuve conocimiento de la publicación de este libro. Habiendo recibido cada mes los documentos y conocedora del valor que ellos tienen, le pregunté si podía compartirlos en La Oferta, a lo cual él accedió gustosamente. Como nativa de Guayaquil me complace el hecho de que a través de las páginas de nuestra publicación, llevaremos a nuestros lectores locales, de los Estados Unidos y a quienes nos leen tanto en México, Centro, Suramérica y España. Gracias, Cónsul Rodolfo Quilantán por concedernos la oportunidad de publicar este compendio de notas que enaltece a dos de los países que tanto quiero, México y Ecuador.

Con motivo de la celebración de las Fiestas Patrias Mexicanas el próximo mes, transcribimos en esta edición la celebración de la Independencia de México en el 2006 en Guayaquil, además de unas notas culturales que muestran la vinculación tan cercana de ambos países.

Mary J. Andrade

Editora

 

Correspondencia México – Ecuador

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul de México en Little Rock, Arkansas.

Fiestas Patrias. En el mes de septiembre se commemoraron las Fiestas Patrias en Guayaquil en la más tradicional usanza mexicana. Los eventos se iniciaron con una ceremonia cívica en el Salón Libertadores del Palacio de Gobernación, con motivo de la colocación de una placa en el óleo de Miguel Hidalgo y Costilla. Para sorpresa de los asistentes, se hizo del conocimiento público de la existencia de un segundo óleo del Cura Hidalgo en la Jefatura Política. Con gran éxito, el Grupo de Damas Voluntarias del Consulado mexicano organizó una Gran Noche Mexicana en la sede del H. Cuerpo Consular, que congregó a más de 350 invitados. Los fondos recaudados serán destinados a mejorar las condiciones de vida de las niñas y niños que estudian en las escuelas fiscales que llevan el nombre de México. Un hotel del centro de la ciudad ofreció una Muestra Gastronómica Mexicana, dirigida por la chef Mexicana Cristina Otero de Molina. Por segunda ocasión se conmemoró la gesta libertaria del 15 de septiembre en la Escuela Fiscal República de México y en la sede del Consulado. El tradicional Grito de Independencia se dio en el Teatro Centro de Arte. Se hizo público la edición mensual de las publicaciones México Presente y Correspondencia México-Ecuador, documentos que pretenden testimoniar la representatividad de México en el mundo y resaltar las fraternas relaciones de ambos países. Con el auspicio del H. Cuerpo Consular de Guayaquil, se presentó la Compañía Taller de Danza Folklórica Mexicana en las ciudades de Guayaquil, Cuenca y Machala. Su belleza y colorido deslumbró en todos los escenarios al extremo que el maestro de ceremonias Jorge Suárez Ramírez, al término de la presentación en el Teatro Centro de Arte, declaró lo siguiente: por primera vez en mi vida he visto el arco iris de noche.

Vinculación ancestral entre México y Ecuador. México es un país cercano a Ecuador y esa proximidad la tenemos desde hace miles de años de relación cultural – a través de procesos de intercambios de bienes y servicios. Con estas palabras inicia Luis Bossano Rivaneira un artículo publicado en las revistas Anaconda, Cultura y Arte 3, dedicado a José Luis Cuevas, uno de los más grandes artistas plásticos de México. Cuevas ha presentado su obra en Ecuador en tres ocasiones (1991, 1995 y 2005) y con su última exposición titulada Dibujos, Gráficas y Esculturas (1978-2003), el Consulado de México inició su labor de difusión cultural en el austro ecutoriano.

Poetas ecuatorianos en México. Arturo Santos Ditto plasmó sus huellas en la Plaza Galería de las Estrellas en la Ciudad de México, convirtiéndose en el primer ecuatoriano en realizar dicho acto. Condecorado por el Gobierno de Ecuador con la medalla al mérito cultural José Joaquín Olmedo en el año 2004, el poeta aprovechó su estancia en la Ciudad de México para anunciar la publicación de su nuevo libro En la alegre sonrisa de la vida. Edwin Madrid, por su parte, participó en el XI Encuentro Internacional de Escritores realizado en Monterrey, joven poeta quiteño hizo la presentación de su ultimo libro La Búsqueda Incesante. Edwin Madrid, ganador del Premio Casa de América de Poesía Americana, España, 2004, es actualmente una de las voces más singulares de la poesía hispanoamericana.