La Oferta

May 18, 2022

“Se dialoga con autodefensas para que depongan armas” Secretaría de Gobernación de México

México, 20 ago (EFE).- La secretaria mexicana de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declaró este martes que el Gobierno dialoga con “muchos grupos” que están dispuestos a dejar las armas y avanzar hacia la pacificación del país, sin precisar a qué agrupaciones se refería.

Durante su participación en una reunión en la Secretaría de la Función Pública para coordinar el diseño del Plan de Acción 2019-2021 de México ante la Alianza para el Gobierno Abierto, Sánchez Cordero dijo que funcionarios del Gobierno mexicano han estado en zonas de los estados de Guerrero, Tamaulipas y Michoacán realizando gestiones “para poder avanzar en la pacificación del país”.

Sin especificar con quiénes se han establecido contactos, la secretaria mencionó a “estos grupos que al final del día se han estado combatiendo unos a otros, y han estado cometiéndose los homicidios de un grupo contra los otros”.

Al salir de la reunión, la ministra fue interrogada por periodistas sobre si se estaba buscando una tregua con el crimen organizado.

“No, estamos dialogando ahora. Estamos dialogando con muchos grupos y nos han manifestado ya que no quieren seguir en esta violencia, que ellos quieren deponer las armas y caminar hacia la paz”, replicó.

Al pedírsele que precisara a qué grupos se refería, se limitó a responder: “Varios grupos, no puedo especificarlos en este momento, pero son varios grupos de diversos estados de la República (Mexicana)”.

Sánchez Cordero al parecer se refería a las policías comunitarias o grupos de autodefensa que han surgido en años recientes, principalmente en Michoacán y Guerrero, para hacer frente a robos, extorsiones, secuestros y otros delitos de organizaciones del crimen organizado.

Algunos de esos grupos han logrado reconocimiento oficial, mientras otros actúan al margen de la ley y en ocasiones han entrado en conflicto con las fuerzas de seguridad oficiales y entre sí.

Sin embargo, no está claro si Sánchez Cordero pudo haberse referido en cambio a los propios grupos del crimen organizado, que a menudo protagonizan cruentos enfrentamientos entre sí por el control de territorios para la producción y trasiego de drogas, tráfico de migrantes, extorsión y otros delitos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha criticado la política de combate frontal a los cárteles por medio de las Fuerzas Armadas iniciada por el presidente Felipe Calderón (2006-2012), a la que atribuye la ola de violencia que padece el país.

 

“Fue a pegarle un garrotazo a lo tonto al avispero y desató esta violencia que todavía se padece”, dijo recientemente el mandatario.

 

En cambio, López Obrador impulsa una política de prevención, de mitigación de la pobreza y de atención a los jóvenes para que no sean reclutados por las organizaciones criminales.