Tuesday, September 21, 2021

Encarcelamiento de figura paterna en la infancia crea problemas en juventud

Los Ángeles, 23 ago (EFE).- El encarcelamiento de una figura paterna aparece asociada en los menores de edad con problemas psiquiátricos, legales, financieros y sociales en su juventud y edad adulta, según un estudio publicado este jueves.

La investigación realizada por las universidades de Vermont y Duke analizó los datos de 1.420 menores de 9 a 16 años en Carolina del Norte, de los cuales el 24% tenía un padre (o persona equivalente) en la cárcel.

Cuando los padres van a prisión, sus niños sufren. La pérdida de un padre por encarcelamiento puede precipitar una crisis, que produce serias consecuencias traumáticas en la vida de los niños. Esta pérdida frecuentemente forma parte de o exacerba las situaciones de estrés existentes, como tener una precaria
situación económica, contar con escuelas de baja calidad o habitar en barrios violentos.

Los padres encarcelados a menudo fueron criados por adultos con problemas de adicciones a drogas y probablemente hayan aprendido a adaptarse al trauma y al dolor a través de la violencia y el consumo de drogas o alcohol. De esta manera, es posible que tengan la capacidad de apegarse a otro ser humano y que no hayan internalizado modelos adecuados y sanos de crianza de niños. Para muchos padres encarcelados, la rabia, la depresión y la adicción ha sido parte de una vida seguida por actividades criminales.

Es importante tener en cuenta que cada familia y cada circunstancia son diferentes, influyendo de manera diversa en el impacto que el encarcelamiento parental tiene en los niños y la familia. Existen, sin embargo, algunos temas y realidades comunes a todos los hijos de personas encarceladas.
Los niños de las personas privadas de libertad perderán la posibilidad del cuidado cotidiano de sus padres.

Esta pérdida puede traer alivio a un niño cuando el padre tiene una personalidad autodestructiva o era una persona violenta con otros; quizás produzca satisfacción el hecho de que el progenitor sea castigado o genere esperanzas de que cambiará. De todos modos, sea cual fuera la situación, la sensación de pérdida es constante en los niños.

Al hacer seguimiento posterior de los menores, las consecuencias del encarcelamiento de su figura paterna fueron desorden emocional y abuso de drogas (9,3%), acusaciones de cargos graves (17,7%), estar ellos mismos encarcelados (8,2%) y/o no terminar la preparatoria (9,7%), entre otras.

“El mayor riesgo de resultados adversos como adultos se mantuvo después de tener en cuenta el estado psiquiátrico infantil y otras situaciones adversas, lo que sugiere que el encarcelamiento de los padres se asocia con efectos profundos y duraderos en los niños”, afirmó hoy William Copeland, coautor de la investigación.

El experto destacó que los efectos negativos persistieron independientemente de si la figura paterna encarcelada era o no el padre biológico y “el riesgo de resultados adversos en la edad adulta aumentó todavía más con cada encarcelamiento adicional de esta figura paterna”.

Entre enero de 1993 y diciembre de 2000 los investigadores realizaron 6.674 observaciones de los menores participantes utilizando como guía la Evaluación Psiquiátrica de Niños y Adolescentes.

Igualmente se les hizo seguimiento a las edades de 19, 21, 25, y 30 años, entre enero de 1999 y diciembre de 2015, realizando más de 4.500 observaciones en 1.334 participantes.

Los encarcelamientos de una figura paterna fue más del doble en los niños afroamericanos y nativoamericanos en comparación con los blancos, según el informe publicado en JAMA Network.

Así, el 42,7% de los niños afroamericanos estudiados sufrió la encarcelación de una figura paterna, por el 47,9 % de los nativoamericanos y sólo el 21 % de los niños blancos, grupo que incluye a los latinos.

Otros resultados adversos también incluyeron ingresos bajos (21,8%), sufrir un evento físico grave (27,2%), tener un hijo antes de los 18 años (5,5%) y estar socialmente aislado (12,9%).

“El encarcelamiento paterno es una experiencia común que puede perpetuar las desventajas de generación en generación”, concluyó el reporte.