Thursday, September 23, 2021

Más de 36.200 afectados por las lluvias de la última semana en Guatemala

Guatemala, 26 ago (EFE).– Las torrenciales lluvias de la última semana afectaron a más de 36.200 personas en 10 de los 22 departamentos que tiene Guatemala, informaron este lunes las autoridades.

El secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García, explicó en una conferencia de prensa después de participar en la reunión semanal del Gabinete de Gobierno, que en los últimos siete días se registraron en el país 29 incidentes, entre ellos cinco inundaciones y cinco deslizamientos.

Un total de 36.239 guatemaltecos resultaron afectados por las lluvias, 109 damnificados -que perdieron todas sus pertenencias- y 55 fueron evacuados hacia albergues temporales.

García agregó que los departamentos más afectados por las precipitaciones pluviales fueron los de Baja Verapaz, Chimaltenango, Guatemala, Quetzaltenango, Sacatepéquez, San Marcos, Sololá, Santa Rosa, Suchitepéquez y Zacapa.

Y en esas regiones -continuó- 10 viviendas sufrieron daños severos, 33 moderado, 63 leve y 6 más quedaron en riesgo.

El funcionario aseguró que las institución de protección civil tiene 181,8 toneladas de asistencia humanitaria que están ubicadas en regiones estratégicas y tres bodegas para atender cualquier emergencia.

Con el pronóstico meteorológico en la mano, aseguró que en las próximas horas los departamentos más afectados por las lluvias normales de la época son los de Escuintla y Suchitepéquez, ubicados en el litoral del Pacífico, por lo que están en alerta anaranjada, es decir, preparados para cualquier contingencia.

Otros diez -Alta Verapaz, Totonicapán, Quiché, Quetzaltenango, Huehuetenango, San Marcos, Sacatepéquez y Zacapa-, están con alerta amarilla (prevención).

El secretario de protección civil dijo que desde el pasado 15 de agosto comenzó la segunda temporada del inverno en Guatemala y que junto al Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología mantienen una constante comunicación con las autoridades departamentales, municipalidades y locales para que estar preparados ante cualquier eventualidad.

La temporada de lluvias de este año han dejado en el país cuatro muertos, un herido, un desaparecido, más de 369.100 afectados, 1.105 damnificados, 56 carreteras, siete escuelas, un edificio y dos puentes dañados.

El año pasado murieron ocho personas y casi 667.000 fueron afectados por las precipitaciones, que también dañaron 96 carreteras, 9 puentes, 10 escuelas, y 943 viviendas quedaron con daños leves, 737 con daños moderados y 43 fueron destruidas.