Tuesday, September 29, 2020

Billy Bob Thornton, un David contra el “Goliath” de la sequía californiana

Nueva York, 30 sep (EFE).- El actor Billy Bob Thornton vuelve a encarnar al abogado Billy McBride en la tercera temporada de la serie “Goliath”, un “western” contemporáneo con tintes de cine negro que lo llevará a resolver un misterioso caso en la California más azotada por la sequía, según adelantó en entrevista con Efe.

“Este caso es sobre el derecho al agua, y el agua en el centro de California”, afirmó Thornton sobre el estado donde vive desde hace 40 años y que, más allá del glamur asociado “a Beverly Hills y Malibú”, tiene una vasta área acuciada por un problema “en el que cada año hay un David contra Goliath”.

“Habrá mucho misterio. El año pasado se ataron cabos sueltos y algunas de esas cosas regresan. Al principio realmente no busco un caso, sino que este llega a mí a través de gente que conozco”, reveló el ganador del Globo de Oro por el personaje de McBride, con el que se identifica hasta el punto de hablar en primera persona.

La serie, que se estrena el 4 de octubre en Amazon Prime Video, se llama “Goliath” porque, en palabras de su director ejecutivo Lawrence Trilling, se enfrentan “a la corrupción a nivel institucional en cada temporada” y precisamente no había un “asunto más urgente que el agua, el cambio climático y sus políticas”.

McBride, un letrado que siempre lleva las de perder, acude al Valle Central californiano a raíz de la muerte de un viejo amigo y allí se las verá con un ranchero multimillonario y con su hermana, interpretados por Dennis Quaid y Amy Brenneman, nuevas caras de un reparto “estelar” que hizo a Thornton sentirse “como en casa”.

Ellos interpretan a Wade y Diana Blackwood, dos “granjeros de almendras multi, multi, multimillonarios” que son hermanos pero comparten una relación fluida y un “amor sin límites”, cuyas escenas además tienen un componente psicodélico porque ella “consume alucinógenos en microdosis”, relató Brenneman.

En torno a ellos estará la “antigua pandilla” de McBride, que incluye a las actrices Nina Arianda (Patty Solis-Papagian) y Tania Raymonde (Brittany Gold), y otros invitados: Beau Bridges, Griffin Dune, Sherilyn Fenn, Julia Jones y Shamier Anderson, con el doble papel de unos hermanos gemelos muy cercanos a los Blackwood.

“Lo interesante de los Blackwood es que personifican el sueño americano: nos gusta el capitalismo, hacemos negocios… son creadores, hacen muchas cosas que pensamos que son buenas pero las llevan al extremo”, desgranó Brenneman, quien recordó del rodaje la “energía salvaje” de Quaid y el talento improvisador de Thornton.

El propio Thornton reconoció que intenta “no preparar el rol porque en la vida real nunca sabes lo que va a pasar, quién va a decir qué, ni cómo vas a responder”, pero sostuvo que los guionistas “han hecho unos diálogos tan buenos” que apenas improvisó, y eso que acostumbra a leer rápido porque es disléxico y ve “cosas a trozos”.

El artista de 64 años, músico además de actor, se considera mucho “mejor en socializar y hablar con la gente que en cualquier otra cosa”, y añade que “lleva en esto ya un tiempo”, por lo que no presta demasiada atención a reconocimientos como el que logró en 2017, que si por algo es bueno es “porque ayuda a la serie”.

“Una vez has conseguido un puñado de galardones, por una parte piensas que te puedes relajar porque ya los tienes. Y por otra, te llega de repente esta expectación de la gente que supone un poco de presión, pero ciertamente cuando estás ahí fuera trabajando no piensas en ello”, explicó.

Sobre todo cuando identifica a su personaje consigo mismo: “Si fuera un abogado, probablemente sería como él. Es una de las partes más parecidas a mí mismo que he interpretado nunca. Y su sentido de la justicia y la humanidad son bastante como las mías”, apunta Thornton.

“La gente que hace la decoración diseñó unas tarjetas para mí, para la serie, en las que pone ‘Billy McBride, abogado’, y llevo un par de ellas encima en la mochila, por si las necesito en caso de que le dé a alguien con el auto. Llevaré mi propio caso, ya sabes”, bromeó.