La Oferta

December 8, 2022

“Sí se pudo”, la frase más recurrente tras la disolución del Congreso peruano

Lima, 30 sep (EFE).- Miles de peruanos celebraron este lunes en los exteriores del Palacio Legislativo la disolución del Congreso y la convocatoria a elecciones legislativas realizada por el presidente Martín Vizcarra, con vivas como “sí, se pudo” o “Perú, te quiero por eso te defiendo”.

Con carteles y banderas rojiblancas en mano, miles de jóvenes, adultos, sindicatos y colectivos civiles, llegaron hasta la céntrica avenida Abancay “emocionados” por celebrar lo que para ellos “es lo mejor que le ha podido suceder al Perú”.

Así lo señaló a Efe el ciudadano Miguel Márquez, de 60 años, que llegó “emocionado por los cambios que va a haber” tras la medida constitucional.

“Ojalá que sea el comienzo del inicio de un gobierno más decente para el país”, señaló abrigado con una bandera peruana en la espalda y sobre una motocicleta con la que se adentró hasta las avenidas del centro histórico de Lima, custodiadas por agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Teresa Vilca, de 76 años, llegó también hasta la céntrica e histórica Plaza San Martín para sumarse a la multitudinaria marcha de apoyo a la disolución, acompañada de sus familiares, aseveró que está “muy de acuerdo” con esta medida constitucional.

“Ya era demasiado lo que se estaba permitiendo que suceda en el país, que un grupo de personas que conforman sobre todo de Fuerza Popular (bancada fujimorista) y los apristas quieran hacer lo que les da la gana”, apuntó.

Señaló que los congresistas han venido actuando “en contra del Perú y del pueblo, y no escuchan lo que el pueblo quiere y necesita, que se combata la corrupción. Me parece muy bien”.

En medio de cánticos y música, diversos colectivos sociales y ciudadanos continuaron en horas de la noche a las afueras del Parlamento, adonde también llegó la Policía montada para evitar que los manifestantes ingresen al Parlamento.

“Vizcarra ha escuchado la voz del pueblo y creo que ha premiado la decisión del pueblo, y por eso creo que pudo tomar la decisión”, aseveró por su parte el peruano Joel Castro, de 40 años, quien también llegó para sumarse a la manifestación.

Las manifestaciones y el apoyo a la medida se replicaron a lo largo y ancho del país, donde también brillaron por su ausencia las manifestaciones de apoyo al Congreso.

El presidente peruano tomó la decisión después de que el Congreso lo desafiara y eligiera a un nuevo miembro del Tribunal Constitucional (TC) sin discutir un pedido de confianza presentada por el Ejecutivo para intentar detener ese proceso.

Vizcarra afirmó que la disolución del Parlamento “está dentro de las facultades contenidas” en la Constitución y que “busca dar un fin a esta etapa de entrampamiento político que ha impedido que Perú crezca al ritmo de sus posibilidades”.

Posteriormente, esa decisión fue respondida por una facción del Congreso, liderada por el fujimorismo, con la suspensión durante 12 meses del gobernante y la designación como “presidenta en funciones” de la vicepresidenta Mercedes Aráoz.

Tras conocerse esta decisión, los manifestantes que recorrían las calles del centro histórico de Lima intentaron llegar hasta el Palacio Legislativo, pero la Policía Nacional impidió que eso suceda, para evitar incidentes.

Poco antes, en su discurso, Aráoz había admitido que su decisión de asumir la decisión de la facción del Congreso “no es popular”, ya que “ahora mismo hay peruanos movilizados” en apoyo a la decisión de Vizcarra.

Si bien manifestó su respeto por esos manifestantes, los convocó a iniciar “una nueva etapa de convivencia democrática”.