Monday, January 17, 2022

El Gobierno aprueba vender armas a Ucrania tras las presiones de Trump a Kiev

Washington, 3 oct (EFE).- El Gobierno aprobó hoy la venta de 150 misiles antitanque a Ucrania por valor de 39 millones de dólares, en medio de la polémica por las presiones del presidente Donald Trump a su homólogo ucraniano en una llamada para que investigase al exvicepresidente y posible rival electoral Joe Biden.

“El Departamento de Estado ha tomado una determinación aprobando la venta a Ucrania de 150 misiles Javelin y equipos relacionados por un coste estimado que no exceda los 39,2 millones de dólares”, indicó un comunicado de la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa, que dio la luz verde este jueves a la entrega.

La venta, precisó la nota, “contribuirá a la seguridad nacional y la política extranjera de EE.UU. mejorando la seguridad de Ucrania”.

“El sistema Javelin ayudará a Ucrania a reforzar su capacidad de defensa a largo plazo para proteger su soberanía y su integridad territorial con el objetivo de afrontar sus requisitos de defensa nacional”, agregó.

Ucrania ya recibió una entrega similar, de 200 misiles Javelin y 37 lanzaderas, en abril de 2018, bajo la Administración del expresidente Petro Poroshenko.

Esta venta se produce en pleno terremoto político en Washington después de que la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, anunciase una investigación para iniciar un posible juicio político contra Trump a raíz de una conversación telefónica que el mandatario mantuvo el 25 de julio con el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

En ella, el mandatario pidió a su homólogo ucraniano investigar a Biden y a su hijo Hunter por presunta corrupción en ese país, algo que reiteró públicamente este mismo jueves.

Asimismo, se reveló que Trump bloqueó la ayudar militar a Kiev, aunque finalmente la asistencia fue transferida.

De acuerdo a los medios estadounidenses, la venta de hoy no tiene que ver con los fondos de ayuda militar discutidos en la conversación.

La llamada de julio entre Trump y Zelenski provocó que un funcionario de Inteligencia presentara en agosto una queja interna, que tras una pugna política entre el Congreso y el Gobierno se hizo pública la pasada semana.

Según esa denuncia desvelada por el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, el espía se quejaba “de que el presidente de Estados Unidos está utilizando el poder de su cargo para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020”.