Monday, January 17, 2022

Un sensor que se traga ayuda a combatir la tuberculosis de manera remota

Los Ángeles, 4 oct (EFE).- Un sensor que se puede tragar y mantiene conexión con un teléfono celular ha producido resultados muy favorables para evaluar la toma de medicamentos contra la tuberculosis (TB), según un estudio dado a conocer este viernes.

Mediante el dispositivo, a los pacientes con este enfermedad, que solo en EEUU reportó 9.025 casos en 2018, según CDC, se les puede hacer un seguimiento remoto que permite saber en qué momento exacto han tomado su medicación, de acuerdo a la investigación de la Universidad de California San Diego (UCSD).

La Terapia Observada Inalámbricamente (WOT), mostró ser mucho más eficiente para el control de la toma de medicamentos que la Terapia Observada Directamente (DOT), ésta última requiere que un profesional de la salud esté junto al paciente cuando ingiere la medicina.

Además del sensor -configurado a base de minerales- el WOT utiliza un parche que se coloca en el torso del paciente y un aparato móvil conectado a la señal, para lo cual se puede descargar una aplicación en un teléfono celular.

Los 77 pacientes de la muestra observados por el sistema inalámbrico tomaron el 93% de la dosis de sus medicinas recetadas, en comparación con sólo el 63% de quienes fueron seguidos con presencia directa, según el informe publicado en PLOS Medicine.

Sara Browne, profesora de Medicina Clínica de la División de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública Global de UCSD y líder de la investigación, considera que garantizar la consistencia en la toma diaria de medicinas de los pacientes con TB es “hacer justicia” con ellos.

“Si buscamos seriamente la eliminación de la TB tenemos que hacer bien algunas cosas fundamentales, como dar un mayor apoyo a la atención del paciente que lo ayude a completar todo su tratamiento con eficiencia”, afirmó Browne.

A pesar de que es una enfermedad que se puede “prevenir, tratar y curar, 10 millones de personas se enfermaron de tuberculosis en 2017 en el mundo y 1,6 millones murieron” por esta causa, destacó el informe.

La India es el país que presenta la más alta incidencia de esta infección en el mundo, con uno de cada cuatro habitantes afectados.

El WOT tiene la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos y el paciente lo puede obtener con una prescripción médica.

Al garantizar que el paciente siga su prescripción oral, se evita igualmente el uso de inyecciones diarias y se abre una importante posibilidad para el seguimiento de la prescripción en países donde esta enfermedad es endémica, señaló el informe.