Monday, January 17, 2022

Diputadas británicas se unen para defender a Meghan de los tabloides

 

Vista de una ofrenda que se coloca en las casas, por las festividades de la llegada de los muertos en la población de Quiroga, en el estado de Michoacán (México). EFE/Luis Enrique Granados/Archivo

Londres, 30 oct (EFE).- Setenta y dos diputadas británicas de todo el espectro político se han unido para defender a la duquesa de Sussex, Meghan, de la cobertura con “matices coloniales” que en su opinión ofrecen sobre ella los tabloides del Reino Unido.

En una carta abierta, las parlamentarias acusan a la prensa amarillista de divulgar una visión “desagradable” y a menudo “engañosa” sobre la esposa del príncipe Enrique.

Meghan, de madre negra y padre blanco, ha sido objetivo habitual de ataques racistas en las redes sociales. Algunos titulares de prensa han sido criticados en ese mismo sentido, como uno del “Daily Mail” que describía a su familia bajo el epígrafe: “De esclavos del algodón a la realeza”.

La misiva de las parlamentarias es el último episodio de la tormenta que se ha desatado a raíz de un documental emitido por la cadena ITV en el que la duquesa airea que sus amigas le advirtieron de que se exponía a que los medios “destruyeran” su vida al casarse con Enrique.

La situación que atraviesa Meghan ha golpeado también a su esposo, que ha lanzado junto a ella una cruzada contra los tabloides.

La duquesa ha interpuesto una denuncia contra el “Mail on Sunday” por haber publicado sin su consentimiento fragmentos de una carta privada que envió a su padre, Thomas Markle.

Enrique, por su parte, ha iniciado acciones legales contra los dueños de “The Sun” y el “Daily Mirror” por haber llevado a cabo supuestamente escuchas telefónicas.

El príncipe ha roto además el silencio habitual entre los miembros de la monarquía británica para cargar públicamente contra los diarios amarillistas y ha comparado el tratamiento que sufre Meghan con el que recibió su madre, Diana de Gales, fallecida en un accidente de tráfico en París en 1997.

“Llega un momento en el que lo único que puedes hacer es enfrentarte a estos comportamientos, porque destruyen a las personas y destruyen vidas”, expresó Enrique en un comunicado compartido con los medios.

“No me obligarán a jugar al juego que mató a mi madre”, recalcó el príncipe en el ya famoso documental de ITV.

El periodista Tom Bradby, amigo de Enrique desde hace más de dos décadas, fue el encargado de entrevistar al matrimonio en una pieza en la que Meghan se sincera y está a punto de echarse a llorar.

Los medios británicos han llegado a comparar las entrevistas de ese documental con la que ofreció Diana a la BBC en 1995, en la que habló por primera vez de manera abierta de su relación con Carlos de Inglaterra y admitió públicamente que mantuvo una relación adúltera durante su matrimonio.

La sinceridad de Enrique no ha sentado nada bien a su hermano Guillermo, según ha revelado a la propia BBC una fuente del palacio de Buckingham que asegura que el hijo mayor de Carlos y Diana estaba “furioso” tras ver la pieza emitida por televisión.

La misma fuente hizo saber a la cadena pública que Guillermo está “preocupado” por la situación que atraviesan los duques de Sussex y aseguró que la pareja se encuentra en un momento “vulnerable”.

Las especulaciones sobre un paulatino distanciamiento entre ambos hermanos llevan meses trufando las páginas de los medios británicos.

Guillermo Ximenis