Saturday, January 22, 2022

El ejército lanzó los restos de Al Bagdadi al mar tras su muerte

Washington, 30 oct (EFE).- El Pentágono hoy desveló que los restos del líder del grupo terrorista Estado Islámico (EI), Abu Bakr el Bagdadi, fueron lanzados al mar después de su muerte el sábado por la noche en una operación militar de las fuerzas especiales en el noroeste de Siria.

“Los restos de Al Bagdadi fueron ‘enterrados’ en el mar de acuerdo con la ley de conflictos armados dentro de las 24 horas que siguieron a su muerte”, dijo en una rueda de prensa Kenneth F. McKenzie Jr., que lidera el Mando Central de las Fuerzas Armadas (CENTCOM).

Igual que hizo con Osama bin Laden, Estados Unidos eliminó “completamente” los restos mortales del líder del grupo terrorista Estado Islámico (IS), Abu Bkar Al Bagdadi, después de comprobar su identidad tras su muerte, el pasado día 26, en una operación militar en el noroeste de Siria, informó este lunes el Pentágono.

“Los restos de Al Bagdadi fueron transportados a una instalación segura para confirmar su identidad con pruebas forenses de ADN y la eliminación de sus restos se realizó, se completó y se llevó a cabo de manera apropiada”, explicó el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EEUU, Mark Milley, en una rueda de prensa en el Pentágono, según informa Efe.

Milley no detalló el proceso que siguieron para eliminar los restos mortales de Al Bagdadi, pero sí precisó que existen vídeos y fotos del momento del asalto al recinto, situado en un lugar cercano a la frontera de Siria con Turquía en el que se encontraba junto con varios de sus hijos y de sus hombres. Más tarde, fuentes del Pentágono admitieron que arrojaron los restos de Al Bagdadi al mar después de practicar un rito religioso musulmán.

“Durante la misión, las tropas estadounidenses se infiltraron en helicópteros y, una vez que aseguramos el objetivo, las fuerzas de asalto entraron y las amenazas se eliminaron rápidamente”, argumentó el militar. Posteriormente, las fuerzas estadounidenses “descubrieron a Al Bagdadi escondiéndose en un túnel”, lo persiguieron y el terrorista detonó un chaleco suicida que llevaba adosado a su cuerpo.

Según dos funcionarios del Departamento de Defensa citados este lunes por la cadena de la televisión CCN, los restos del fundador del IS fueron lanzados al mar, siguiendo el mismo protocolo que se usó tras la muerte del líder de Al Qaeda , Osama Bin Laden, en 2011, aunque el Pentágono no lo confirmó.

Milley hizo su relato acompañado por el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, que calificó de “valiente” la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de dar luz verde a una operación tan complicada en terreno sirio.

El jefe del Pentágono dijo que la muerte de Al Bagdadi supone un “golpe devastador” para el IS, aunque señaló que la situación de seguridad en Siria “continua siendo compleja”.

Con el fallecimiento de Al Bagdadi se pone fin a años de persecución de uno de los hombres más buscados por Washington después de que proclamara en junio de 2014 un califato en amplias zonas de Siria e Irak. El grupo fue perdiendo poco a poco territorio en ambos países y en marzo de este año perdió su último bastión, la localidad de Al Baguz, en el este de Siria.

El anuncio de la muerte del terrorista se produce justo después de que Washington redujera su implicación en la zona y Trump anunciase la polémica retirada del millar de efectivos estadounidenses que estaban desplegados en Siria.