Sunday, January 23, 2022

Francia sale a la calle para protestar contra la violencia machista

EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

París, 23 nov (EFE).- Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en Francia contra la violencia sexista, en un año marcado por la alarmante cifra de 137 mujeres asesinadas por sus parejas, y reclamaron al Ejecutivo medidas urgentes y un presupuesto de 1.000 millones de euros para combatir estos crímenes.

En París, la marcha reunió a 49.000 personas, según el gabinete independiente de estudios Occurrence, y 100.000 según la organizadora de la protesta, la asociación “Nous Toutes”, que dio además la cifra de 150.000 manifestantes en toda Francia.

“Esta protesta es el reflejo de una movilización sin precedentes en la sociedad sobre la cuestión de la violencia sexual y sexista. Sentimos que el nivel de conciencia y la voluntad de actuar están aumentando radicalmente en la sociedad francesa”, declaró Caroline De Haas, fundadora de la asociación, que calificó la marcha de “histórica”.

EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Sirviéndose de las noticias de prensa, las organizaciones cuentan este año 137 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, frente a las 109 mujeres de 2017 y las 121 de 2018.

“Nuestro país tiene que salir de la negación de esta violencia, la banalización y la culpabilización de las víctimas”, añadió la militante este sábado, dos días antes del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Las organizaciones reclaman al Gobierno 1.000 millones de euros para combatir la violencia conyugal, frente a los 577 millones que ha presupuestado para combatir en 2020 las desigualdades entre hombre y mujer.

Una cantidad que consideran muy inferior a la necesitada, y piden además que se aprueben medidas concretas para prevenir, fomentando la educación desde el colegio así como formando a los especialistas: jueces, médicos y policías.

EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Encabezada por familiares de víctimas de la violencia conyugal, la marcha reunió a multitud de jóvenes estudiantes, pero también a familias y mayores.

“En Francia antes no se hablaba de estas cosas. Yo me estoy dando cuenta desde el movimiento #MeToo que no he hablado hasta ahora de todo lo que había podido pasarme”, dijo a Efe la manifestante Véronique Grontier, de 65 años.

Anne y Fanny, dos jóvenes estudiantes de 14 años, vinieron junto a sus madres, “orgullosas” de haber sumado a sus hijas al movimiento feminista.

“Me afecta pensar que hay mujeres que mueren a manos de sus maridos”, comentó Fanny, en cuya pancarta se leía: “La mano para las caricias, no para los golpes”.

Entre militantes convencidas y ciudadanas de a pie, destacó la creciente participación de hombres con carteles como “Abajo el patriarcado” o “Crimen pasional = feminicidio”, una de las principales críticas que las asociaciones han lanzado a la prensa, donde en muchos diarios aún puede leerse “crimen pasional” para referirse a estos asesinatos.

Por María D. Valderrama