Thursday, January 20, 2022

Slim insta a invertir el 5 % del PIB de México en infraestructuras

El magnate mexicano Carlos Slim habla durante una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/ José Méndez/Archivo

México, 23 dic (EFE).- El multimillonario mexicano Carlos Slim instó este lunes, en la inauguración de una gran obra de drenaje, al Gobierno mexicano a cumplir con “el reto” de invertir el equivalente 5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en infraestructuras.

“Este proyecto que se ha ido haciendo y que el presidente echó a andar hace unas semanas sobre infraestructuras, es poco mas del 2 % que hay que invertir cada año. En los próximos años el reto es invertir el 5 % del PIB, que es igual a 70.000 millones de dólares. Necesitamos hacer todo ese trabajo cada año”, sentenció el empresario.

El pasado 26 de noviembre el Gobierno mexicano y el sector empresarial anunciaron la puesta en marcha de un nuevo Plan Nacional de Infraestructura de México desarrollado con la iniciativa privada y con 1.600 proyectos.

Ese mismo día, se dio a conocer el “primer paquete” de 147 proyectos con inversión privada por unos 859.022 millones de pesos (unos 45.300 millones de dólares) que tiene por objeto fomentar el crecimiento económico, con énfasis en el sur del país.

Además, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, adelantó que en enero se harán públicos los planes relativos a proyectos de energía y salud.

En anteriores ocasiones, Slim ya había insistido en la voluntad de los empresarios de que se destine cada año esta cantidad a infraestructura.

Asimismo, Slim aseguró durante la inauguración que “la ingeniería y arquitectura mexicana están preparadas para hacer estos trabajos. Ya hay muchos proyectos y también hay recursos financieros”.

Para él, el plan de infraestructuras puede significar “la palanca del crecimiento económico que tanto ha necesitado México”.

Por su parte, López Obrador recalcó el gran beneficio que significará el Túnel Emisor Oriente para la Ciudad de México, que “va a ayudar mucho para el desagüe de la ciudad”.

“Teníamos la preocupación desde hace muchos años por los hundimientos en la ciudad ya que al perder pendiente el gran canal del desagüe podría provocar que se nos inundase el centro de la ciudad con aguas negras. En su momento se instalaron dos grandes plantas pero no fue suficiente. Por lo que con este túnel ya vamos a tener la seguridad de que la ciudad no se va a inundar”, terminó.

La instalación, que dará servicio a más de 20 millones de personas de Ciudad de México y alrededores, tiene 62,4 kilómetros de longitud, desde la alcaldía de Gustavo A. Madero de la capital mexicana hasta el municipio de El Salto, en el céntrico estado de Hidalgo, y 150 metros de profundidad en su pozo más profundo.

La principal función de este túnel, que ha costado 33.800 millones de pesos (unos 1.782 millones de dólares), es la de evitar los recurrentes problemas de encharcado e inundaciones de la zona y conducir las aguas cloacales.

La construcción ha finalizado siete años después de lo previsto, pues debía haberse acabado a finales del 2011, un retraso que se ha traducido en un sobrecoste de unos 20.000 millones de pesos (unos 1.024 millones de dólares).