Tuesday, September 29, 2020

Las primarias de Nuevo Hampshire dejan dos favoritos y un desenlace incierto

Democratic presidential candidate Senator Bernie Sanders speaks during his primary night event at Southern New Hampshire University in Manchester, New Hampshire, USA, 11 February 2020. EFE/Justin Lane

Manchester (EE.UU.), 12 feb (EFE).- Las primarias demócratas en Nuevo Hampshire (EE.UU.), en las que el senador Bernie Sanders ganó por un estrecho margen al exalcalde Pete Buttigieg, han dejado un escenario con estos dos favoritos, pero un futuro incierto sobre quién será el candidato que se enfrente al presidente Donald Trump en noviembre.

Como en los caucus de Iowa de la semana pasada, el veterano senador izquierdista fue el candidato más votado, pero sus porcentajes ligeramente por encima del 25 % generan dudas sobre si seguirá encabezando los recuentos cuando queden menos rivales en la contienda y los moderados puedan agrupar un voto que ahora está muy dividido.

Sanders también tiene todavía campo para crecer por la izquierda, sobre todo, debido a los discretos resultados que ha obtenido la senadora Elizabeth Warren (anoche un 9,3 %), que complican mucho su viabilidad como candidata a medio y largo plazo.

PUGNA POR EL CENTRO

Former mayor Pete Buttigieg, Democratic candidate for United States President, speaks to supporters during he’s primary night rally in Nashua, New Hampshire, USA, 11 February 2020. EFE/Katherine Taylor

La senadora centrista Amy Klobuchar rozó anoche un sorpresivo 20 % y puede que privase a Buttigieg, con un 24,5 %, de dar la campanada en Nuevo Hampshire como ya hizo en los caucus de Iowa, en los que resultó ganador pese a recibir menos votos que Sanders.

El ascenso de Klobuchar impide que Buttigieg pueda erigirse como el único candidato moderado capaz de enfrentar las banderas progresistas que enarbola Sanders y que muchos temen que pongan en bandeja de plata la victoria a Trump.

Quien ha quedado totalmente relegado en esta pugna por el centro es Biden, quinto en Nuevo Hampshire con un poco más del 8 % después de haber sido cuarto en Iowa.

LO QUE VIENE

Democratic candidate for United States President, Senator Elizabeth Warren greets supporters on stage during Warren’s primary night rally at the Executive Health and Sports Center in Manchester, New Hampshire, USA, 11 February 2020. EFE/James Mahoney

Los candidatos han tomado ya rumbo hacia Nevada, que celebra sus caucus el 22 de febrero, y Carolina del Sur, con sus primarias el día 29.

A diferencia de Iowa y Nuevo Hampshire, con electorados abrumadoramente blancos, Nevada y Carolina del Sur son demográficamente más diversos, con mayor peso de latinos y afroamericanos.

Sobre el papel, eso debería beneficiar a Sanders, con un gran apoyo entre los latinos, y a Biden, que confía en recibir el apoyo de los afroamericanos para revivir su candidatura, al haber sido el vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

SUPER MARTES

Aunque los candidatos han destinado sus esfuerzos a estos cuatro primeros estados que votan en febrero, su importancia numérica es relativa a la hora de definir al presidenciable.

En Iowa se repartieron 41 delegados y en Nuevo Hampshire tan solo 24: Buttigieg lleva de momento 23, frente a los 21 de Sanders. En Nevada se disputarán 36 y en Carolina del Sur, 54.

Un total de 155, una minucia comparada con los 1.357 que están en juego en el “Super Martes” del 3 de marzo, donde votarán a la vez 14 estados, entre ellos los más grandes del país, California y Texas.

El “Super Martes” está destinado a definir la suerte de la contienda y de sus candidatos.

Albert Traver