Saturday, October 16, 2021

México Presente

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul General de México en Little Rock, Arkansas.

Continuando con la transcripción de los artículos y actividades realizadas por el Cónsul Rodolfo Quilantán Arenas, durante su servicio diplomático en Guayaquil, Ecuador, transcribimos el siguiente de su libro “México en la Cultura”. En él se “muestra de manera íntegra las publicaciones México Presente y Correspondencia México-Ecuador, editadas y difundidadas por el consulado, bajo la dirección del entonces representante de dicha entidad”, destaca en la contraportada del libro publicado por el H. Cuerpo Consular de Guayaquil.  En cada entrega que el Cónsul Quilantán Arenas realizó presenta la riqueza y diversidad cultural de un país pródigo y generoso.

 

Correspondencia México-Ecuador

Vicente Rocafuerte fue el Segundo Presidente constitucional del Ecuador (1834-1839).

CLX Aniversario Luctuoso de Vicente Rocafuerte. Al enterarse del trabajo de promoción y difusión cultural que realiza el Consulado de México en Guayaquil, mi dilecto amigo Jorge Álvarez Fuentes, me comentó que en 1985 dirigió unas palabras sobre Vicente Rocafuerte en el antiguo Imperial Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco. En un solemne acto celebrado en lo que hoy se considera la primera biblioteca académica de las Américas, testimonió la generosa donación que hiciera el entonces Embajador de Ecuador en México, Leopoldo Benites Vinueza, de las obras completas de Vicente Rocafuerte al acervo historico diplomático “Genaro Estrada” de la Cancillería mexicana. En esa memorable ocasión, el historiador Álvarez Fuentes destacó que Vicente Rocafuerte fue un ecuatoriano notable, infatigable luchador y escritor político, que identificó su vida con las luchas a favor de la libertad americana. Aseveró que el notable guayaquileño estuvo inmerso en casi todas las revoluciones de los pueblos que habían proclamado su independencia del dominio ibérico y que su nombre estaba estrechamente vinculado a la historia de México. Desde su participación con el movimiento insurgente en 1819, pasando por su primera misión diplomática ante el gobierno de Washington a favor de la causa republicana en México, frente a los intentos monárquicos de Agustín de Iturbide, hasta su eficaz desempeño como Secretario de la Legación de México en Londres y la aprobación de un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con la Gran Bretaña en 1826. Republicano convencido, recordó el también diplomático mexicano, Rocafuerte defendió el sistema federativo implantado en México y sostuvo sus ideas liberales aprovechando la libertad de imprenta y la vida democrática que prevalecía entonces en los Estados Unidos, donde publicó Ideas necesarias a todos los pueblos independientes que quieren ser libres y Bosquejo ligerísimo de la Revolución de Méjico desde el Grito de Iguala hasta la Proclamación Imperial de Iturbide. Sin embargo, la obra Cartas de un americano sobre las ventajas de las gobiemos republicanos federativos, es quizás la obra más representativa de Rocafuerte en relación con los procesos de revolución de independencia de los países de Hispanoamérica, puntualizó Jorge Álvarez Fuentes.

Obras de México y Ecuador en Washington D.C. En el marco del XV Salón de Arte lberoamericano del Centro de Artes Katzen, de la American University, en la capital estadounidense, el mexicano Miguel Osuna y la ecuatoriana Mónica Sarmiento expusieron sus más recientes obras pictóricas. La muestra reúne los trabajos de más de 40 artistas de 20 países de América Latina, España y Portugal, y busca abrir las puertas del Mercado estadounidense a los nuevos valores artísticos.

Historia de un Intruso. Para conmemorar el trigésimo aniversario de la obra Historia de un Intruso del escritor ecuatoriano Marco Antonio Rodríguez, ha sido publicada una nueva edición del cuento que incorpora las imágenes de nueve cuadros del pintor mexicano José Luis Cuevas. Entre las obras del artista mexicano se incluyen La Menina y Cabeza No.2 y Cabeza No. 3. En la contraportada del libro, el maestro Cuevas agradece a su hermano del alma (Rodríguez), que le permita fusionar su arte pictórico con el texto literario y agrega dejo para él estas líneas que son testimonio del enorme afecto y admiración que siento por él, que a través de su literatura me llevó a querer más a su país, Ecuador, que como él está en el centro del mundo.

 

Febrero 2007