Monday, October 18, 2021

El miedo al coronavirus vuelve a castigar a las bolsas y al precio del crudo

Madrid, 27 feb (EFE).- El temor a los efectos negativos del coronavirus en la economía global se ha impuesto de nuevo en los mercados después de la breve tregua del miércoles, lo que ha vuelto a provocar descensos generalizados en las bolsas y ha acentuado la caída de los precios del petróleo.

El miedo a una expansión de la enfermedad más rápida de lo previsto ha impulsado a los inversores a abandonar la renta variable y a buscar refugio en activos considerados seguros, como el oro, el dólar o la deuda de EEUU y Alemania.

El Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, ha bajado hoy un 3,55 %, la segunda mayor caída del año, ha perdido los 9.000 puntos y ha retrocedido a niveles de octubre.

En lo que va de semana, el Ibex ha perdido un 9 %. Si la tendencia no cambia en la jornada del viernes, el selectivo se encamina a su peor semana desde agosto de 2011, en plena crisis de la deuda soberana europea.

Los valores más castigados han sido el grupo IAG, propietario de Iberia, Vueling y British Airways (-8,85 %), Bankia (-5,54 %), Mediaset (-5,08 %) y ArcelorMittal (4,81 %).

En el ámbito del turismo y el transporte aéreo, la cadena hotelera española Meliá ha bajado un 4,69 % y la proveedora de soluciones tecnológicas para el turismo Amadeus lo ha hecho un 4,09 %.

Fuera de España también han cerrado con pérdidas la francesa Air France-KLM (-7,17 %), la alemana Lufthansa (-6,05 %), la británica Easyjet (-4,19 %) y la irlandesa Ryanair (-1,75 %).

En sentido contrario, la operadora MásMóvil ha sido la única empresa del Ibex 35 que ha cerrado en verde, con una subida de 5,87 %.

En cuanto al resto de Europa, Londres ha caído un 3,5 %; Fráncfort, un 3,19 %; París, un 3,32 %; y Milán, un 2,66 %.

En Asia, las bolsas de Hong Kong y Shanghai han cerrado en positivo, con subidas del 0,13 % y del 0,21 %, respectivamente, mientras que Tokio ha bajado un 2,13 % y Seúl, un 1,05 %.

En Wall Street, el Dow Jones cae en torno al 1 %, aunque ha llegado a bajar más de un 3 %.

Según la gestora Amundi, la expansión del coronavirus añade riesgos a la economía mundial y empeora las expectativas de crecimiento en el primer semestre.

En su opinión, el impacto de la enfermedad será intenso a corto plazo pero la situación se estabilizará en los meses siguientes.

Amundi considera que el apoyo de los bancos centrales y de los gobiernos será clave para combatir cualquier deterioro de la economía.

En el capítulo de malas noticias, Bank of America ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para la zona del euro en 2020, que pasa del 1 % al 0,6 %. En el caso de España, la entidad rebaja su pronóstico del 1,6 % al 1,4 %.

Además, el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs prevé que el beneficio de las empresas estadounidenses incluidas en el índice S&P 500 no crecerá este año.

El temor al impacto de la enfermedad en la economía mundial persiste en el mercado del petróleo.