Saturday, October 23, 2021

Se recuperan los cuatro posibles contagiados con COVID-19 en Puerto Rico

La directora de la Oficina de Preparación y Organización del Departamento de Salud de Puerto Rico, Jessica Cabrera (i), habla junto al secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto (c) y la secretaria de Turismo, Carla Campos (d), durante una conferencia de prensa sobre el desarrollo del coronavirus en la isla este martes en San Juan. EFE

San Juan, 10 mar (EFE).- Las cuatro personas sospechosas de tener COVID 19 en Puerto Rico se recuperan de manera satisfactoria este martes, en una jornada en la que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz, ha declarado el estado de emergencia en la capital de la isla.

En una conferencia de prensa, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, dijo que las cuatro personas de las que se presume han sido contagiadas con el COVID-19 se recuperan y responden positivamente a los tratamientos aplicados.

El funcionario dijo que esperan que los resultados de las pruebas lleguen en los próximos días.

Los kits para analizar los resultados de las pruebas de diagnóstico no están disponibles en la isla y han de ser enviados a Estados Unidos.

Las autoridades indicaron que esperan para el miércoles la llegada de este material, a partir de los cual podrán hacer todo el proceso en Puerto Rico.

DOS TURISTAS, UN VETERANO Y UN ENFERMO DE CÁNCER

Las cuatro personas contagiadas, explicó Rodríguez, son una turista italiana de 68 años y su esposo, que llegaron el pasado domingo en un crucero; un veterano de 87 años que llegó el lunes a la isla; y un hombre de 71 años que se encuentra recluido en un hospital del área metropolitana de San Juan, enfermo de cáncer.

Rodríguez detalló que la turista italiana llegó a la isla proveniente del crucero “Costa Luminosa” con una pulmonía bacteriana, pero “está mejorando significativamente” al responder a un tratamiento médico con antibiótico.

El barco había salido del puerto de Fort Lauderdale (Florida) el pasado 24 de febrero y zarpó el domingo de la capital puertorriqueña. Al esposo de la turista también se le realizó la prueba.

El veterano, por su parte, fue transportado desde un crucero cerca del canal de la Mona por oficiales de la Guardia Costera hasta el Mayagüez Medical Center, en el oeste de la isla.

De acuerdo con Rodríguez, el hombre, quien sufre de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, desarrolló tos y dificultad respiratoria con fiebre y en la placa de pecho que le hicieron en el barco, mostró signos de una pulmonía bilateral.

Debido a los síntomas, fue transportado a un hospital en Mayagüez, donde se le estabilizó su condición cardiológica y se descubrió que tenía los glóbulos blancos altos.

“Está mejorando, tanto de su condición cardiovascular, como pulmonar”, dijo Rodríguez.

La cuarta persona es un paciente de 71 años recluido en otro hospital de San Juan y que allí “sin historial de haber viajado a ninguno de los países declarado con nivel de alerta”, dijo el secretario de Salud.

El secretario de Salud de Puerto Rico, Rafael Rodríguez (i), habla junto al secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto (c) y la secretaria de Turismo, Carla Campos (d), durante una conferencia de prensa sobre el desarrollo del coronavirus en la sila este martes en San Juan. EFE

A LA ESPERA DE RESULTADOS OFICIALES

Añadió que las pruebas a las cuatro personas fueron envidadas a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), en Atlanta (Georgia), por lo que esperan que entre hoy y el viernes reciban los resultados.

“Yo personalmente llamé al CDC, donde se procesan estas muestras para que nos den una prioridad porque son los primeros casos sospechosos en la isla y nos prometieron que nos iban a ayudar. Tan pronto tengamos los resultados, los haremos públicos”, aseguró.

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Joel Pizá, informó que el veterano fue trasladado desde el crucero de la línea Oceania Cruises, que no estaba en itinerario para atracar en Puerto Rico, al Centro Médico de Mayagüez.

Pizá recordó además que las nuevas medidas implican que cualquier barco de carga o crucero que lleve una persona enferma, ha de notificarlo a la Patrulla Fronteriza y a la Guardia Costera estadounidense.

Dijo además que oficiales de la Autoridad de los Puertos acudirá una hora antes al puerto de llegada de cualquier barco de carga o crucero para certificar que no cuenta con alguien enfermo.

“El capitán no certificará esto, sino el médico del barco crucero, pues es la persona que más información tiene”, indicó.

Finalmente, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Carla Campos, admitió hoy que sintió “miedo” el domingo, después de haber entrado al barco crucero “Costa Luminosa”, donde viajaba la italiana junto a su esposo, para entregar una placa al capitán de la embarcación.

“No les niego que sentí miedo, que fue una preocupación, que estuve muy afectada. Y en ese momento no solo pensé en mí, sino en todos esos comerciantes del Viejo San Juan que habían interactuado con las personas en el barco y los que fueron al Yunque”, dijo.