Tuesday, October 19, 2021

Seis muertos por fármaco contaminado reflejan caos en sector salud mexicano

Fotografía fechada el 11 de marzo del 2020, que muestra a familiares de Marina Sánchez, velando sus restos en la ciudad de Villahermosa, en el estado de Tabasco (México). EFE/Jaime Avalos

Villahermosa (México), 13 mar (EFE).- Inocente Hernández rompe en llanto y se aferra a un ataúd vacío con la imagen de la virgen de Guadalupe en el funeral de su esposa Marina, quien falleció por un fármaco contaminado por una bacteria en un hospital de Pemex del suroriental estado de Tabasco, un suceso que suma seis fallecidos y una cincuentena de afectados.

De 49 años, Marina es una de las seis víctimas que recibió una dosis de heparina sódica en su tratamiento de hemodiálisis a finales de febrero en el hospital gestionado por Petróleos Mexicanos (Pemex)- a pesar de que sus familiares compraron el medicamento original en farmacias y que, en su lugar, fue administrado el “adulterado”.

Mi esposa murió “por negligencia de los médicos, le metieron una inyección caducada cuando se la había comprado el jueves. (…) ¡Quiero que les apliquen la ley a los responsables y me devuelvan viva a mi compañera!”, clamó el hombre, hoy jubilado de la paraestatal.

“Es la peor muerte que pueden ocasionarle a un ser humano porque vas viendo decaer día a día a esa persona a raíz de este medicamento infectado”, agregó Rosalba Sánchez, hermana de Marina.

Este jueves se llevaron a cabo los funerales de dos de los difuntos, y sus familiares confirmaron que ya presentaron las primeras denuncias por negligencia médica en contra de las autoridades del hospital regional de Pemex.

Horas después, en la noche del jueves, Pemex informó de la muerte de una sexta persona. También indicó que 33 personas están siendo atendidas de forma ambulatoria y 19 en un hospital, estando dos de ellos en terapia intensiva.

Guadalupe García, quien perdió a su padre Valdemar, un jubilado de la petrolera, desaprobó los resultados de una autopsia realizada por la Fiscalía General del Estado (FGE). “Ahí dice que murió por causas naturales provocadas por su enfermedad, más no mencionan que fue por negligencia”, denunció a Efe.

Agustín Córdoba, otro demandante que perdió a su padre Salvador, de 75 años, dijo sentirse “harto” de la insensibilidad de las autoridades.

A Salvador García no se le aplicó el medicamento con bacterias. Sin embargo, sus familiares denuncian que fue infectado en el nosocomio durante el cambio de catéter y una transfusión sanguínea.

“Me dijo el doctor solo que era desconocida y no sabían cómo había ahí, después dijo que no era una sino cuatro bacterias”, alertó.

En tanto, este jueves trascendió a los medios que la Fiscalía General de la República atrajo las denuncias por fallecimientos de tres pacientes en el Hospital Regional de Pemex de Villahermosa, con el fin de descartar o confirmar si hubo un cuadro clínico de intoxicación (envenenamiento) por el medicamento adulterado.